SB 9.9.30

so 'yaṁ brahmarṣi-varyas te
rājarṣi-pravarād vibho
katham arhati dharma-jña
vadhaṁ pitur ivātmajaḥ
Palabra por palabra: 
saḥ — él, el brāhmaṇa; ayam — este; brahma-ṛṣi-varyaḥ — no sólo brāhmaṇa, sino también el mejor de los grandes sabios, los brahmarṣis; te — también de ti; rāja-ṛṣi-pravarāt — que eres el mejor de todos los reyes santos, los rājarṣis; vibho — ¡oh, señor del estado!; katham — cómo; arhati — merece; dharma-jña — ¡oh, tú, que eres perfectamente consciente de los principios religiosos!; vadham — matar; pituḥ — del padre; iva — como; ātmajaḥ — el hijo.
Traducción: 
Mi señor, tú eres perfectamente consciente de los principios religiosos. Del mismo modo que no se espera que un padre mate a su hijo, este brāhmaṇa debería recibir tu protección, y no morir en tus manos. ¿Por qué tendría que matarle un rājarṣi como tú?
Significado: 

La palabra rājarṣi se refiere al rey que se comporta como un ṛṣi, es decir, como un sabio. Esa clase de reyes reciben también el nombre de naradevas, pues se les considera representantes del Señor Supremo. Puesto que su deber es gobernar el reino para mantener la cultura brahmínica, nunca desearían matar a un brāhmaṇa. Por lo general, los brāhmaṇas, las mujeres, los niños, los ancianos o las vacas, nunca deben ser castigados. De modo que la esposa del brāhmaṇa suplicó al rey que se abstuviese de aquel acto pecaminoso.