SB 8.7.29

mukhāni pañcopaniṣadas taveśa
yais triṁśad-aṣṭottara-mantra-vargaḥ
yat tac chivākhyaṁ paramātma-tattvaṁ
deva svayaṁ-jyotir avasthitis te
Palabra por palabra: 
mukhāni — las caras; pañca — cinco; upaniṣadaḥ — Escrituras védicas; tava — tuyas; īśa — ¡oh, señor!; yaiḥ — por las cuales; triṁśat-aṣṭa-uttara-mantra-vargaḥ — en la categoría de treinta y ocho mantras védicos importantes; yat — eso; tat — tal y como es; śiva-ākhyam — célebre con el nombre de Śiva; paramātma-tattvam — que define la verdad acerca de Paramātmā; deva — ¡oh, señor!; svayam-jyotiḥ — con luz propia; avasthitiḥ — situación; te — de Tu Señoría.
Traducción: 
¡Oh, señor!, en tus cinco caras están representados los cinco mantras védicos más importantes, de los cuales se han generado los treinta y ocho mantras védicos más conocidos. Tu Señoría, que eres célebre con el nombre de Śiva, resplandeces con luz propia. Tú estás situado directamente como la verdad suprema, conocida con el nombre de Paramātmā.
Significado: 

Los cinco mantras que aquí se mencionan son los siguientes: (1) puruṣa, (2) aghora, (3) sadyojāta, (4) vāmadeva, y (5) īśāna. Estos cinco mantras entran en la categoría de los treinta y ocho mantras védicos especiales cantados por el Señor Śiva, quien, por esa razón, es célebre con los nombres de Śiva o Mahādeva. Otra razón por la que el Señor Śiva recibe su nombre, Śiva, que significa «completamente auspicioso», es porque se ilumina con su propio resplandor, igual que el Señor Viṣṇu, que es Paramātmā. El Señor Śiva es una encarnación directa del Señor Viṣṇu; por esa razón, es el representante directo del Señor Viṣṇu. Este hecho viene corroborado en un mantra védico: patiṁ viśvayātmeśvaraṁ śāśvataṁ śivam acyutam. La Superalma recibe muchos nombres, de los cuales se mencionan particularmente los de Maheśvara, Śiva y Acyuta.