SB 8.19.4

na santi tīrthe yudhi cārthinārthitāḥ
parāṅmukhā ye tv amanasvino nṛpa
yuṣmat-kule yad yaśasāmalena
prahrāda udbhāti yathoḍupaḥ khe
Palabra por palabra: 
na — no; santi — hay; tīrthe — en lugares sagrados (donde se da caridad); yudhi — en el campo de batalla; ca — también; arthinā — por un brāhmaṇa o un kṣatriya; arthitāḥ — a quien se haya pedido; parāṅmukhāḥ — que rechazara sus súplicas; ye — esas personas; tu — en verdad; amanasvinaḥ — esos reyes decadentes, de mentalidad ruin; nṛpa — !oh, rey (Bali Mahārāja)!; yuṣmat-kule — en tu dinastía; yat — en ella; yaśasā amalena — con una reputación impecable; prahrādaḥ — Prahlāda Mahārāja; udbhāti — surge; yathā — como; uḍupaḥ — la Luna; khe — en el cielo.
Traducción: 
¡Oh, rey Bali!, en tu dinastía nunca ha nacido un rey ruin que, cuando se lo pidiesen, se negase a dar caridad a los brāhmaṇas en los lugares sagrados, o a luchar con los kṣatriyas en los campos de batalla. Y tu dinastía es aún más gloriosa debido a la presencia de Prahlāda Mahārāja, que es como la Luna que embellece el cielo.
Significado: 

Las características del kṣatriya se explican en la Bhagavad-gītā. Una de sus cualidades es que siempre está dispuesto a dar caridad (dāna). Cuando un brāhmaṇa le pide caridad, el kṣatriya nunca se niega; tampoco puede negarse a luchar contra otro kṣatriya. Al rey que sí se niega, se le tilda de ruin. Ninguno de los reyes de la dinastía de Bali Mahārāja mostró ese carácter ruin.