SB 8.11.47

tatrāvinaṣṭāvayavān
vidyamāna-śirodharān
uśanā jīvayām āsa
sañjīvanyā sva-vidyayā
Palabra por palabra: 
tatra — en aquella montaña; avinaṣṭa-avayavān — a los demonios que habían sido matados pero que no habían perdido los miembros del cuerpo; vidyamāna-śirodharān — que todavía tenían la cabeza unida al cuerpo; uśanāḥ — Śukrācārya; jīvayām āsa — devolvió a la vida; sañjīvanyā — con el mantra sañjīvanī; sva-vidyayā — que él mismo había obtenido.
Traducción: 
Allí, sobre aquella montaña, Śukrācārya devolvió la vida a todos los soldados demoníacos que aún conservaban la cabeza, el tronco y las extremidades. Esto lo logró con su propio mantra, que recibe el nombre de sañjīvanī.