SB 7.9.52

śrī-bhagavān uvāca
prahrāda bhadra bhadraṁ te
prīto 'haṁ te 'surottama
varaṁ vṛṇīṣvābhimataṁ
kāma-pūro 'smy ahaṁ nṛṇām
Palabra por palabra: 
śrī-bhagavān uvāca — la Suprema Personalidad de Dios dijo; prahrāda — ¡oh, mi querido Prahlāda!; bhadra — eres tan noble; bhadram — toda buena fortuna; te — a ti; prītaḥ — complacido; aham — Yo (estoy); te — a ti; asura-uttama — ¡oh, tú, que eres el mejor devoto en la familia de los asuras (ateos)!; varam — bendición; vṛṇīṣva — simplemente pide (a Mí); abhimatam — deseada; kāma-pūraḥ — que satisfaces el deseo de todos; asmi — soy; aham — Yo; nṛṇām — de todos los hombres.
Traducción: 
La Suprema Personalidad de Dios dijo: Mi querido Prahlāda, eres muy noble, la joya de la familia de los asuras, y te deseo toda buena fortuna. Estoy muy complacido contigo. Cumplir los deseos de todos los seres vivos es Mi pasatiempo; por lo tanto puedes pedirme la bendición que desees.
Significado: 

La Suprema Personalidad de Dios recibe el nombre de bhakta- vatsala, es decir, «la Suprema Personalidad de Dios, que es muy afectuoso con Sus devotos». No es nada extraordinario que el Señor ofrezca bendiciones a Sus devotos. La Suprema Personalidad de Dios, en efecto, dijo: «Yo satisfago los deseos de todos. Como Tú eres Mi devoto, todo lo que desees para ti, de modo natural, te será dado, pero, si pides algo para otros, eso también se cumplirá». Es decir, que si entramos en contacto con el Señor Supremo o con Su devoto, o si recibimos la bendición de un devoto, de manera natural obtendremos las bendiciones del Señor Supremo. Yasya prasādād bhagavat-prasādaḥ. Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura dice que, si complacemos al maestro espiritual vaiṣṇava, todos nuestros deseos se cumplirán.