SB 7.12.9

nanv agniḥ pramadā nāma
ghṛta-kumbha-samaḥ pumān
sutām api raho jahyād
anyadā yāvad-artha-kṛt
Palabra por palabra: 
nanu — ciertamente; agniḥ — el fuego; pramadā — la mujer (la que confunde la mente del hombre); nāma — el mismo nombre; ghṛta-kumbha — un pote de mantequilla; samaḥ — como; pumān — un hombre; sutām api — incluso la propia hija; rahaḥ — a solas en un lugar apartado; jahyāt — no hay que relacionarse con; anyadā — también con otras mujeres; yāvat — tanto como; artha-kṛt — necesario.
Traducción: 
La mujer se compara al fuego, y el hombre, a un pote de mantequilla. Por lo tanto, el hombre debe evitar quedarse a solas en un lugar apartado hasta con su propia hija. Del mismo modo, también debe evitar la relación con otras mujeres. Con las mujeres hay que relacionarse única y exclusivamente por cuestiones importantes.
Significado: 

Si un pote de mantequilla se pone en contacto con el fuego, inevitablemente la mantequilla del pote se derretirá. La mujer se compara al fuego, y el hombre, al pote de mantequilla. Un hombre puede ser muy avanzado en lo que se refiere a dominio de los sentidos, pero en presencia de una mujer, incluso si se trata de su hija, su madre, o su hermana, le es casi imposible permanecer controlado. En verdad, su mente se agita, incluso si es un miembro de la orden de vida de renuncia. Por lo tanto, la civilización védica pone gran atención en restringir las relaciones entre hombres y mujeres. A quien no puede comprender el principio básico de limitar la relación entre hombres y mujeres, se le considera un animal. Ése es el significado de este verso.