SB 5.4.16

yadyapi sva-viditaṁ sakala-dharmaṁ brāhmaṁ guhyaṁ brāhmaṇair
darśita-mārgeṇa sāmādibhir upāyair janatām anuśaśāsa.
Palabra por palabra: 
yadyapi — aunque; sva-viditam — conocido por Él; sakala-dharmam — que incluye todo tipo de deberes prescritos; brāhmam — instrucción védica; guhyam — muy confidencial; brāhmaṇaiḥ — por los brāhmaṇas; darśita-mārgeṇa — por el sendero mostrado; sāma-ādibhiḥ — sāma, dama, titikṣa (control de la mente, control de los sentidos, práctica de la tolerancia); upāyaiḥ — por los medios; janatām — la generalidad de la gente; anuśaśāsa — gobernó a.
Traducción: 
El Señor Ṛṣabhadeva, aunque estaba perfectamente versado en el conocimiento védico confidencial, que nos informa acerca de todo tipo de deberes prescritos, permaneció en Su posición de kṣatriya y siguió las instrucciones de los brāhmaṇas en cuanto al control de la mente y los sentidos, la tolerancia, etc. De este modo, gobernó al pueblo conforme al sistema de varṇāśrama-dharma, que dicta que los brāhmaṇas deben instruir a los kṣatriyas, y que los kṣatriyas deben administrar el estado por intermedio de los vaiśyas y los śūdras.
Significado: 

Ṛṣabhadeva conocía perfectamente bien todas las instrucciones de los Vedas, pero, aun así, siguió las instrucciones de los brāhmaṇas, a fin de mantener el orden social en perfecto estado. Los brāhmaṇas darían consejo conforme a los śāstras, y todas las demás castas seguirían sus consejos. La palabra brahma significa «conocimiento perfecto de todas las actividades»; ese conocimiento se explica de un modo muy confidencial en las Escrituras védicas. Las personas con una formación brahmínica perfecta deben conocer todas las Escrituras védicas, y deben llevar a la población en general el beneficio que de esas Escrituras se deriva. La población debe seguir al brāhmaṇa perfecto. De ese modo, podemos aprender a controlar la mente y los sentidos y, con ello, avanzar paso a paso hacia la perfección espiritual.