SB 5.19.3

oṁ namo bhagavate uttamaślokāya nama ārya-lakṣaṇa-śīla-vratāya nama upaśikṣitātmana upāsita-lokāya namaḥ sādhu-vāda-nikaṣaṇāya namo brahmaṇya-devāya mahā-puruṣāya mahā-rājāya nama iti.
Palabra por palabra: 
om — ¡oh, mi Señor!; namaḥ — respetuosas reverencias; bhagavate — a la Suprema Personalidad de Dios; uttama-ślokāya — a quien siempre Se adora con versos escogidos; namaḥ — respetuosas reverencias; ārya-lakṣaṇa-śīla-vratāya — que posee todas las buenas cualidades de las personalidades avanzadas; namaḥ — respetuosas reverencias; upaśikṣita-ātmane — a Ti, que tienes los sentidos bajo control; upāsita-lokāya — siempre recordado y adorado por los distintos tipos de entidades vivientes; namaḥ — respetuosas reverencias; sādhu-vāda-nikaṣaṇāya — al Señor, que es como una piedra para evaluar las buenas cualidades del sādhu; namaḥ — respetuosas reverencias; brahmaṇya-devāya — a quien adoran los brāhmaṇas más cualificados; mahā-puruṣāya — al Señor Supremo, a quien se adora con el Puruṣa- sūkta por ser la causa de la creación material; mahā-rājāya — al rey supremo, o rey de todos los reyes; namaḥ — respetuosas reverencias; iti — así.
Traducción: 
Que Tu Señoría Se sienta complacido con mi canto del bīja-mantra oṁkāra. Deseo ofrecer respetuosas reverencias a la Personalidad de Dios, el más grande entre las personalidades más elevadas. Tu Señoría es el receptáculo de todas las buenas cualidades de los āryas, las personas avanzadas. Tu carácter y Tu comportamiento son siempre coherentes; Tus sentidos y Tu mente están siempre bajo control. Actuando como un ser humano corriente, manifiestas un carácter ejemplar para enseñar a los demás el modo de comportarse. Existe una piedra de toque que se emplea para evaluar la calidad del oro, pero Tú eres como una piedra de toque que sirves de referencia para todas las buenas cualidades. Tú recibes la adoración de los brāhmaṇas más sobresalientes de entre todos los devotos. Tú, la Persona Suprema, eres el rey de reyes. Por todo ello, Te ofrezco respetuosas reverencias.