SB 5.19.26

yaiḥ śraddhayā barhiṣi bhāgaśo havir
niruptam iṣṭaṁ vidhi-mantra-vastutaḥ
ekaḥ pṛthaṅ-nāmabhir āhuto mudā
gṛhṇāti pūrṇaḥ svayam āśiṣāṁ prabhuḥ
Palabra por palabra: 
yaiḥ — por quienes (los habitantes de Bhārata-varṣa); śraddhayā — fe y confianza; barhiṣi — en la celebración de sacrificios rituales védicos; bhāgaśaḥ — con la división; haviḥ — oblaciones; niruptam — ofrecidas; iṣṭam — a la deidad deseada; vidhi — con el método apropiado; mantra — recitando mantras; vastutaḥ — con los elementos adecuados; ekaḥ — esa Suprema Personalidad de Dios, que es uno; pṛthak — separados; nāmabhiḥ — con nombres; āhutaḥ — llamado; mudā — con gran felicidad; gṛhṇāti — Él acepta; pūrṇaḥ — el Señor Supremo, que goza de plenitud en Sí mismo; svayam — personalmente; āśiṣām — todas las bendiciones; prabhuḥ — quien concede.
Traducción: 
En la India [Bhārata-varṣa] hay mucha gente que adora a semidioses como Indra, Candra y Sūrya, los diversos administradores designados por el Señor Supremo. Cada uno de esos semidioses recibe una adoración distinta; sus adoradores les ofrecen oblaciones considerándoles partes integrales de la totalidad, el Señor Supremo. Por esa razón, la Suprema Personalidad de Dios acepta las ofrendas y, satisfaciendo sus deseos y aspiraciones, los va elevando poco a poco hasta el verdadero nivel del servicio devocional. Como el Señor es completo, Él ofrece a Sus adoradores las bendiciones deseadas incluso si sólo adoran parte de Su cuerpo trascendental.
Significado: 

En la Bhagavad-gītā (9.13), el Señor Kṛṣṇa dice:

mahātmānas tu māṁ pārtha
daivīṁ prakṛtim āśritāḥ
bhajanty ananya-manaso
jñātvā bhūtādim avyayam

«¡Oh, hijo de Pṛthā!, aquellos que no están bajo la ilusión, las grandes almas, se hallan bajo la protección de la naturaleza divina. Están plenamente ocupados en el servicio devocional, porque saben que Yo soy la Suprema Personalidad de Dios, original e inagotable». Los mahātmās, los devotos avanzados, adoran solamente a la Suprema Personalidad de Dios. Sin embargo, otros, a quienes a veces se llama también mahātmās, adoran al Señor como ekatvena pṛthktvena. En otras palabras, consideran que los semidioses son distintas partes de Kṛṣṇa, y les adoran para obtener bendiciones. De ese modo, los devotos de los semidioses, por la gracia de Kṛṣṇa, obtienen los resultados que desean, pero en la Bhagavad- gītā se les califica de hṛta-jñāna, es decir, no muy inteligentes. Kṛṣṇa no desea ser adorado indirectamente a través de las distintas partes de Su cuerpo; Kṛṣṇa quiere adoración devocional directa. Por lo tanto, el devoto que adora directamente al Señor Kṛṣṇa mediante una sólida práctica de servicio devocional, como se recomienda en el Śrīmad-Bhāgavatam (tīvreṇa bhakti-yogena yajeta puruṣaṁ param), se eleva rápidamente a la posición trascendental. No obstante, los devotos de los semidioses, como éstos son las diversas partes del Señor, reciben las bendiciones que desean, pues el Señor es el amo original de todas las bendiciones. Si alguien desea una determinada bendición, al Señor no Le es nada difícil concederla.