SB 5.19.24

na yatra vaikuṇṭha-kathā-sudhāpagā
na sādhavo bhāgavatās tadāśrayāḥ
na yatra yajñeśa-makhā mahotsavāḥ
sureśa-loko 'pi na vai sa sevyatām
Palabra por palabra: 
na — no; yatra — donde; vaikuṇṭha-kathā-sudhā-āpagāḥ — los ríos de néctar de las conversaciones acerca de la Suprema Personalidad de Dios, que recibe el nombre de Vaikuṇṭha, «el que aleja toda ansiedad»; na — ni; sādhavaḥ — devotos; bhāgavatāḥ — siempre ocupados en el servicio del Señor; tat-āśrayāḥ — a quienes la Suprema Personalidad de Dios brinda refugio; na — ni; yatra — donde; yajña- īśa-makhāḥ — la ofrenda de servicio devocional al Señor de los sacrificios; mahā- utsavāḥ — que son verdaderos festivales; sureśa-lokaḥ — un lugar habitado por los ciudadanos del cielo; api — aunque; na — no; vai — ciertamente; saḥ — ese; sevyatām — ser frecuentado.
Traducción: 
A la persona inteligente no le interesa ningún lugar, ni siquiera en el sistema planetario más elevado, si por él no discurre el Ganges puro de los temas relacionados con las actividades del Señor Supremo, o si en las orillas de ese río de piedad no hay devotos ocupados en servicio, o no se celebran en él festivales de saṅkīrtana-yajña para satisfacer al Señor [especialmente porque en esta era se recomienda el saṅkīrtana-yajña].
Significado: 

Śrī Caitanya Mahāprabhu apareció en Bhārata-varṣa, concretamente en Bengala, en el distrito de Nadia, donde está situada la ciudad de Navadvīpa. Por lo tanto, la conclusión a que debemos llegar es que, como afirma Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura, la Tierra es el mejor planeta del universo, y en la Tierra, la mejor región es Bhārata-varṣa; lo mejor de Bhārata-varṣa es Bengala, y lo mejor de Bengala es el distrito de Nadia. En ese distrito no hay ningún lugar mejor que Navadvīpa, pues allí fue donde advino Śrī Caitanya Mahāprabhu para inaugurar el sacrificio del canto del mahā-mantra Hare Kṛṣṇa. Los śāstras recomiendan:

kṛṣṇa-varṇaṁ tviṣākṛṣṇaṁ
sāṅgopāṅgāstra-pārṣadam
yajñaiḥ saṅkīrtana-prāyair
yajanti hi sumedhasaḥ

El Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu siempre está en compañía de Sus devotos más íntimos, como Śrī Nityānanda, Śrī Gadādhara y Śrī Advaita; Le acompañan también muchos otros devotos, como Śrīvāsa. Todos ellos están siempre ocupados en cantar el nombre del Señor, y en hablar del Señor Kṛṣṇa. Por lo tanto, ése es el mejor de entre todos los lugares del universo. El movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa ha establecido su centro en Māyāpur, el lugar de nacimiento del Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu, para dar a la gente la gran oportunidad de ir allí y celebrar un festival de saṅkīrtana constante, como en este verso se recomienda (yajñeśa-makhā mahotsavāḥ), y repartir prāsada entre millones de personas hambrientas deseosas de obtener la emancipación espiritual. Ésa es la misión del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa. El Caitanya-bhāgavata confirma esto con las siguientes palabras: «No se debe desear siquiera la elevación a un lugar en los sistemas planetarios superiores, si en él no se hace propaganda para difundir las glorias de la Suprema Personalidad de Dios, o si no hay vaiṣṇavas, devotos puros del Señor, ni festivales para la difusión del proceso de conciencia de Kṛṣṇa. Antes que vivir en un lugar donde no se pueden recordar los pies de loto del Señor, sería preferible vivir eternamente presos en la hermética bolsa del vientre de una madre, donde al menos se pueden recordar los pies de loto del Señor. Oro para no tener que nacer nunca en uno de esos lugares malditos». Del mismo modo, en el Caitanya-caritāmṛta, Kṛṣṇadāsa Kavirāja Gosvāmī dice que, como Śrī Caitanya Mahāprabhu ha inaugurado el movimiento de saṅkīrtana, todo el que hace saṅkīrtana para complacer al Señor es sumamente glorioso. Esas personas tienen una inteligencia perfecta, mientras que los demás están bajo la influencia de la ignorancia de la existencia material. De todos los sacrificios que se mencionan en las Escrituras védicas, el mejor es el saṅkīrtana-yajña. Ni siquiera cien sacrificios aśvamedha pueden compararse con el sacrificio de saṅkīrtana. Según el autor del Śrī Caitanya-caritāmṛta, quien compare el saṅkīrtana-yajña con otros yajñas es un pāṣaṇḍī, un infiel, y merece el castigo de Yamarāja. Hay muchos māyāvādīs que piensan que la celebración de saṅkīrtana-yajña es una actividad piadosa al mismo nivel de los aśvamedha-yajñas y otras ceremonias piadosas similares; eso constituye un nama-aparādha. El canto del santo nombre de Nārāyaṇa nunca es igual al canto de otros nombres, piensen lo que piensen los māyāvādīs.