SB 5.16.4

ṛṣir uvāca
na vai mahārāja bhagavato māyā-guṇa-vibhūteḥ kāṣṭhāṁ manasā vacasā vādhigantum alaṁ vibudhāyuṣāpi puruṣas tasmāt prādhān-yenaiva bhū-golaka-viśeṣaṁ nāma-rūpa-māna-lakṣaṇato vyākhyāsyāmaḥ.
Palabra por palabra: 
ṛṣiḥ uvāca — Śrī Śukadeva Gosvāmī continuó hablando; na — no; vai — en verdad; mahā-rāja — ¡oh, gran rey!; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; māyā-guṇa-vibhūteḥ — de la transformación de las cualidades de la energía material; kāṣṭhām — el fin; manasā — con la mente; vacasā — con palabras; — o bien; adhigantum — entender por completo; alam — capaz; vibudha-āyuṣā — con una duración de vida como la de Brahmā; api — incluso; puruṣaḥ — una persona; tasmāt — por lo tanto; prādhānyena — con una descripción general de los principales lugares; eva — ciertamente; bhū-golaka-viśeṣam — la descripción concreta de Bhūloka; nāma-rūpa — nombres y formas; māna — dimensiones; lakṣaṇataḥ — conforme a las características; vyākhyāsyāmaḥ — trataré de explicar.
Traducción: 
El gran ṛṣi Śukadeva Gosvāmī dijo: Mi querido rey, la expansión de la energía material de la Suprema Personalidad de Dios no tiene límites. El mundo material es una transformación de las cualidades materiales [sattva-guṇa, rajo-guṇa y tamo- guṇa]; sin embargo, nadie podría explicarlo perfectamente ni aunque viviese tanto tiempo como Brahmā. En el mundo material no hay nadie perfecto, y una persona imperfecta no puede describir el universo material correctamente, ni siquiera después de entregarse a la especulación durante mucho tiempo. ¡Oh, rey!, aun así, trataré de describirte sus regiones más importantes, como Bhū-golaka [Bhūloka], con sus nombres, formas, dimensiones y diversas características.
Significado: 

El mundo material no es más que una cuarta parte de la creación de la Suprema Personalidad de Dios; pero es ilimitado. Ni siquiera alguien que gozase de una vida tan larga como la de Brahmā, que vive muchísimos millones de años, podría conocerlo o describirlo. Los científicos y astrónomos actuales tratan de explicar el entramado cósmico y el espacio infinito; algunos de ellos creen que cada una de las resplandecientes estrellas es un sol. La Bhagavad-gītā, sin embargo, nos enseña que todas esas estrellas (nakṣatras) son como la Luna, en tanto que reflejan la luz del Sol. No tienen luz propia. Bhūloka se define como la porción del espacio exterior sobre la que se extienden el calor y la luz del Sol. Por consiguiente, es natural llegar a la conclusión de que este universo se extiende en el espacio hasta donde la vista alcanza, y que contiene las estrellas resplandecientes. Śrīla Śukadeva Gosvāmī admitió que sería imposible explicar con todo detalle este inmenso universo material; sin embargo, en la medida de lo posible, quiso transmitir al rey el conocimiento que él había recibido del sistema de paramparā. En conclusión, debemos entender que, si ni siquiera podemos comprender las expansiones materiales de la Suprema Personalidad de Dios, es indudable que tampoco podremos medir la inmensidad del mundo espiritual. Esto se confirma en la Brahma-saṁhitā (5.33):

advaitam acyutam anādim ananta-rūpam
ādyaṁ purāṇa-puruṣaṁ nava-yauvanaṁ ca

Nadie, ni siquiera una persona tan perfecta como Brahmā, puede medir los límites de las expansiones de Govinda, la Suprema Personalidad de Dios. Por supuesto, mucho menos es lo que pueden hacer los insignificantes científicos, que se valen de sentidos e instrumentos imperfectos, y que ni siquiera pueden informarnos acerca de este universo en concreto. Por consiguiente, debemos darnos por satisfechos con la información que se recibe de las fuentes védicas, tal como la explican autoridades como Śukadeva Gosvāmī.