SB 5.14.34

kvacic chīta-vātādy-aneka-daivika-bhautikātmīyānāṁ duḥkhānāṁ pratinivāraṇe 'kalpo duranta-viṣaya-viṣaṇṇa āste.
Palabra por palabra: 
kvacit — a veces; śīta-vāta-ādi — como calores y fríos extremados; aneka — muchas; daivika — que vienen de los semidioses o de poderes fuera de nuestro control; bhautika — que vienen de otras entidades vivientes; ātmīyānām — que vienen del condicionamiento material del cuerpo y de la mente; duḥkhānām — las muchas miserias; pratinarāraṇe — en hacer frente; akalpaḥ — siendo incapaz; duranta — insuperables; viṣaya — del contacto con la complacencia de los sentidos; viṣaṇṇaḥ — triste; āste — se queda.
Traducción: 
El alma condicionada tiene que padecer muchas condiciones miserables en su cuerpo, como verse afectada por fríos intensos, o fuertes vientos. Sufre también debido a las actividades de otros seres vivos y debido a las perturbaciones naturales. Cuando no puede hacerles frente y tiene que permanecer en condiciones miserables, de modo natural se entristece mucho, ya que desea disfrutar de placeres materiales.