SB 5.14.30

yadā pākhaṇḍibhir ātma-vañcitais tair uru vañcito brahma-kulaṁ samāvasaṁs teṣāṁ śīlam upanayanādi-śrauta-smārta-karmānuṣṭhānena bhagavato yajña-puruṣasyārādhanam eva tad arocayan śūdra-kulaṁ bhajate nigamācāre 'śuddhito yasya mithunī-bhāvaḥ kuṭumba-bharaṇaṁ yathā vānara-jāteḥ.
Palabra por palabra: 
yadā — cuando; pākhaṇḍibhiḥ — por pāṣaṇḍīs (ateos que niegan la existencia de Dios); ātma-vañcitaiḥ — que viven ellos mismos engañados; taiḥ — por ellos; uru — más y más; vañcitaḥ — siendo engañados; brahma-kulam — los brāhmaṇas genuinos que siguen estrictamente la cultura védica; samāvasan — estableciéndose entre ellos para avanzar espiritualmente; teṣām — de ellos (de los brāhmaṇas que siguen estrictamente los principios védicos); śīlam — el buen carácter; upanayana-ādi — comenzando por ofrecer el cordón sagrado, o educando al alma condicionada para que adquiera las cualidades de un brāhmaṇa genuino; śrauta — conforme a los principios védicos; smārta — conforme a las Escrituras autorizadas que se derivan de los Vedas; karma-anuṣṭhānena — la puesta en práctica de actividades; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; yajña-puruṣasya — a quien se adora con ceremonias rituales védicas; ārādhanam — el proceso para adorarle; eva — ciertamente; tat arocayan — sin encontrar placer en él, debido a que a las personas sin escrúpulos les es difícil de ejecutar; śūdra-kulam — la sociedad de śūdras; bhajate — se vuelve a; nigama-ācāre — en comportarse conforme a los principios védicos; aśuddhitaḥ — no purificados; yasya — de quien; mithunī- bhāvaḥ — el disfrute sexual, o el modo de vida materialista; kuṭumba-bharaṇam — el sustento de la familia; yathā — tal como es; vānara-jāteḥ — de la sociedad de monos, o los descendientes del mono.
Traducción: 
Los falsos svāmīs, yogīs y encarnaciones que no creen en la Suprema Personalidad de Dios reciben el nombre de pāṣaṇḍīs. Ellos mismos han caído muy bajo y viven en el engaño, pues no conocen la verdadera senda del avance espiritual, y, a su vez, todo el que acude a ellos es engañado también. A veces, después de haber caído en sus redes, una persona se refugia en los verdaderos seguidores de los principios védicos [los brāhmaṇas y devotos conscientes de Kṛṣṇa], que enseñan a todos la manera de adorar a la Suprema Personalidad de Dios conforme a los rituales védicos. Sin embargo, incapaces de seguir esos principios, esos sinvergüenzas vuelven a caer y se refugian entre śūdras que son muy expertos en disponer las cosas para facilitar la vida sexual. Algunos animales, como los monos, tienen una vida sexual muy activa; de esas personas que se entusiasman con la vida sexual puede decirse que son descendientes de los monos.
Significado: 

Cuando la entidad viviente completa el proceso de evolución, que comienza en cuerpos submarinos y la lleva hasta los mamíferos, al final alcanza la forma humana. En el proceso de evolución, las tres modalidades de la naturaleza material están siempre activas. Los que llegan a la forma humana merced a la cualidad de sattva-guṇa, en su última encarnación animal han sido vacas. Los que llegan a la forma humana a través de rajo-guṇa, fueron leones. Y los que alcanzan la forma humana a través de tamo-guṇa, fueron monos. A estos últimos, que han alcanzado la forma humana en esta era pasando por las especies de monos, los antropólogos modernos, como Darwin, les consideran descendientes de los monos. En este verso se nos informa de que quienes no tienen otra aspiración que la vida sexual, en realidad no son mejores que los monos. Esos animales son muy expertos en el disfrute sexual; a veces se les extirpan las glándulas sexuales para implantarlas en el cuerpo de un hombre anciano y permitirle así el goce sexual en la vejez. Ése es el progreso de la civilización contemporánea. En la India se han apresado y enviado a Europa muchos monos, a fin de utilizar sus testículos como sustitutos de las glándulas sexuales de personas ancianas. Aquellos que realmente descienden de los monos aspiran a expandir sus aristocráticas familias mediante la vida sexual. En los Vedas también se prescriben ceremonias cuya finalidad concreta es el perfeccionamiento de la vida sexual y la elevación a los sistemas planetarios superiores, donde los semidioses disfrutan de la vida sexual. También ellos se sienten muy inclinados al goce sexual, pues ese goce es el principio básico del disfrute material.

En una primera etapa, el alma condicionada es engañada por falsos svāmīs, yogīs y encarnaciones, a quienes acude para aliviarse de las miserias materiales. Al no encontrar satisfacción con ellos, acude a los devotos y brāhmaṇas puros, que tratan de elevarla para que se libere definitivamente del cautiverio material. Sin embargo, el alma condicionada falta de escrúpulos no puede seguir estrictamente los principios que prohiben la vida sexual ilícita, el consumo de sustancias embriagantes, los juegos de azar y el comer carne. Entonces cae de su posición y se refugia en personas que son como monos. En el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa, a veces esos discípulos monos, incapaces de seguir estrictamente los principios regulativos, caen y tratan de formar grupos basados en la vida sexual. Ésa es la prueba de que esas personas descienden de los monos, como confirma la teoría de Darwin. Por esa razón, en este verso se afirma claramente: yathā vānara-jāteḥ.