SB 5.10.22

sthāly-agni-tāpāt payaso 'bhitāpas
tat-tāpatas taṇḍula-garbha-randhiḥ
dehendriyāsvāśaya-sannikarṣāt
tat-saṁsṛtiḥ puruṣasyānurodhāt
Palabra por palabra: 
sthāli — en una olla; agni-tāpāt — debido al calor del fuego; payasaḥ — la leche que está en la olla; abhitāpaḥ — se calienta; tat-tāpataḥ — debido al calentamiento de la leche; taṇḍula-garbha-randhiḥ — el interior del arroz que hay en la leche queda hervido; deha-indriya-asvāśaya — los sentidos del cuerpo; sannikarṣāt — por tener contacto con; tat-saṁsṛtiḥ — la experiencia de la fatiga y otras miserias; puruṣasya — del alma; anurodhāt — de condescender debido al gran apego por el cuerpo, los sentidos y la mente.
Traducción: 
El rey Rahūgaṇa continuó: Mi querido señor, has dicho que las identificaciones como la gordura o la delgadez del cuerpo no son características del alma. Eso es incorrecto, pues no cabe duda de que el alma siente el dolor y el placer, que también son identificaciones. Si pones en el fuego una olla de arroz con leche, de modo natural se irán calentando, primero la leche y luego el arroz. De manera similar, los sentidos, la mente y el alma se ven afectados por los placeres y sufrimientos del cuerpo. El alma no puede desapegarse por completo de ese condicionamiento.
Significado: 

El argumento que Mahārāja Rahūgaṇa plantea es correcto desde un punto de vista práctico, pero tiene su origen en el apego al concepto corporal. Una persona conduce su automóvil. Puede decirse, sin la menor duda, que la persona y su automóvil son diferentes; sin embargo, cuando el automóvil sufre un golpe, el propietario sufre; esto se debe a que está demasiado apegado al vehículo. En realidad, la abolladura del automóvil no tiene nada que ver con él, pero como identifica su interés con el del coche, siente placeres y sufrimientos en relación con el automóvil. Si se desapegara de él, podría evitar ese estado condicionado. Entonces no sentiría ni dolor ni placer cuando el coche se averiase o sufriese una abolladura. De manera similar, el alma no tiene nada que ver con el cuerpo y los sentidos, pero, debido a la ignorancia, se identifica con el cuerpo, y siente placer y sufrimiento coincidiendo con los placeres y los sufrimientos del cuerpo.