SB 5.10.16

kas tvaṁ nigūḍhaś carasi dvijānāṁ
bibharṣi sūtraṁ katamo 'vadhūtaḥ
kasyāsi kutratya ihāpi kasmāt
kṣemāya naś ced asi nota śuklaḥ
Palabra por palabra: 
kaḥ tvam — quién eres tú; nigūḍhaḥ — muy oculto; carasi — vas por el mundo; dvijānām — entre los brāhmaṇas o personas santas; bibharṣi — tú también llevas; sūtram — el cordón sagrado de los brāhmaṇas más cualificados; katamaḥ — que; avadhūtaḥ — persona muy elevada; kasya asi — de quién eres (de quién eres hijo o discípulo); kutratyaḥ — de dónde; iha api — aquí, en este lugar; kasmāt — con qué motivo; kṣemāya — para el beneficio; naḥ — de nosotros; cet — si; asi — tú eres; na uta — o no; śuklaḥ — la personalidad de la modalidad de la bondad pura (Kapiladeva).
Traducción: 
El rey Rahūgaṇa dijo: ¡Oh, brāhmaṇa!, puedo entender que ocultas tu presencia en el mundo y pasas desapercibido ante los demás. ¿Quién eres?; ¿un brāhmaṇa erudito, una persona santa? Veo que llevas un cordón sagrado. ¿Eres uno de esos santos liberados y excelsos, como Dattātreya y otros sabios eruditos muy avanzados? ¿Puedo preguntarte de quién eres discípulo? ¿Dónde vives? ¿Por qué has venido a este lugar? ¿Has venido a hacernos el bien? ¿Es ésa la misión que te ha traído aquí? Por favor, permíteme saber quién eres.
Significado: 

Mahārāja Rahūgaṇa tenía un gran deseo de recibir más iluminación en el conocimiento védico, ya que podía comprender que Jaḍa Bharata pertenecía a una familia brāhmaṇa, ya fuese por sucesión discipular o por haber nacido en una dinastía brahmínica. Como se afirma en los Vedas: tad-vijñānārthaṁ sa gurum evābhigacchet. Rahūgaṇa estaba aceptando a Jaḍa Bharata como guru, pero un guru debe probar su posición no sólo por llevar un cordón sagrado, sino proporcionando conocimiento acerca de la vida espiritual. También es significativo que Rahūgaṇa preguntase a Jaḍa Bharata a qué familia pertenecía. Hay dos clases de familias, una conforme a la dinastía, y la otra conforme a la sucesión discipular. En cualquiera de las dos se puede recibir iluminación. La palabra śuklaḥ se refiere a la persona establecida en el plano de la modalidad de la bondad. Quien desee recibir conocimiento espiritual debe acudir a un brāhmaṇa-guru genuino que pertenezca, o bien a la sucesión discipular, o bien a una familia de brāhmaṇas eruditos.