SB 4.8.27

nārada uvāca
nādhunāpy avamānaṁ te
sammānaṁ vāpi putraka
lakṣayāmaḥ kumārasya
saktasya krīḍanādiṣu
Palabra por palabra: 
nāradaḥ uvāca — el gran sabio Nārada dijo; na — no; adhunā — ahora; api — aunque; avamānam — insulto; te — a ti; sammānam — ofrecer respeto; — o; api — ciertamente; putraka — mi querido niño; lakṣayāmaḥ — puedo ver; kumārasya — de niños como tú; saktasya — estar apegados; krīḍana-ādiṣu — a juegos y frivolidades.
Traducción: 
El gran sabio Nārada dijo a Dhruva: Mi querido muchacho, no eres más que un niño que está apegado a los juegos y otras frivolidades. ¿A qué viene que te afectes tanto por unas palabras contra tu honor?
Significado: 

Por lo común, un niño al que se regaña diciéndole que es un sinvergüenza o un tonto, no toma muy en serio los insultos. De la misma manera, si se le ofrecen palabras honrosas, tampoco las aprecia. Pero en el caso de Dhruva Mahārāja, su espíritu kṣatriya era tan fuerte que no pudo tolerar un pequeño insulto con el que su madrastra hirió su prestigio kṣatriya.