SB 4.7.61

idaṁ pavitraṁ param īśa-ceṣṭitaṁ
yaśasyam āyuṣyam aghaugha-marṣaṇam
yo nityadākarṇya naro 'nukīrtayed
dhunoty aghaṁ kaurava bhakti-bhāvataḥ
Palabra por palabra: 
idam — este; pavitram — puro; param — supremo; īśa-ceṣṭitam — pasatiempo del Señor Supremo; yaśasyam — fama; āyuṣyam — vida de larga duración; agha-ogha- marṣaṇam — destruir pecados; yaḥ — quien; nityadā — siempre; ākarṇya — después de escuchar; naraḥ — una persona; anu-kīrtayet — debe narrar; dhunoti — purifica; agham — contaminación material; kaurava — ¡oh, descendiente de Kuru!; bhakti- bhāvataḥ — con fe y devoción.
Traducción: 
El gran sabio Maitreya concluyó diciendo: Todo el que escuche esta historia del yajña de Dakṣa, que fue dirigido por la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu, y la repita a otros con fe y devoción, ciertamente se purificará de toda la contaminación de la existencia material, ¡oh, hijo de Kuru!
Significado: 

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Séptimo del Canto Cuarto del , titulado «El sacrificio realizado por Dakṣa».