SB 4.30.50-51

yo jāyamānaḥ sarveṣāṁ
tejas tejasvināṁ rucā
svayopādatta dākṣyāc ca
karmaṇāṁ dakṣam abruvan
taṁ prajā-sarga-rakṣāyām
anādir abhiṣicya ca
yuyoja yuyuje 'nyāṁś ca
sa vai sarva-prajāpatīn
Palabra por palabra: 
yaḥ — el que; jāyamānaḥ — después de nacer; sarveṣām — de todos; tejaḥ — el brillo; tejasvinām — brillante; rucā — con refulgencia; svayā — su; upādatta — cubrió; dākṣyāt — de ser experto; ca — y; karmaṇām — en actividades fruitivas; dakṣam — Dakṣa; abruvan — recibió el nombre; tam — a él; prajā — entidades vivientes; sarga — generar; rakṣāyām — en cuestión de mantener; anādiḥ — el primer nacido, el Señor Brahmā; abhiṣicya — habiendo designado; ca — también; yuyoja — ocupó; yuyuje — ocupó; anyān — a otros; ca — y; saḥ — él; vai — ciertamente; sarva — todos; prajā-patīn — progenitores de entidades vivientes.
Traducción: 
Después de nacer, Dakṣa, con la extraordinaria refulgencia de su cuerpo, oscureció el brillo corporal del resto de la gente. Como era muy experto en la ejecución de actividades fruitivas, recibió el nombre de Dakṣa, que significa «el muy experto». En consecuencia, el Señor Brahmā ocupó a Dakṣa en la tarea de generar entidades vivientes y mantenerlas. Con el paso del tiempo, Dakṣa ocupó a otros prajāpatis [progenitores] en la labor de generar y mantener.
Significado: 

Dakṣa llegó a ser casi tan poderoso como el Señor Brahmā. En consecuencia, el Señor Brahmā le ocupó en la tarea de generar población. Dakṣa era muy influyente y opulento. Él, a su vez, ocupó a otros prajāpatis, encabezados por Marīci. Con esto, la población del universo aumentó.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Trigésimo del Canto Cuarto del , titulado «Actividades de los Pracetās».