SB 4.30.25

namaḥ kamala-nābhāya
namaḥ kamala-māline
namaḥ kamala-pādāya
namas te kamalekṣaṇa
Palabra por palabra: 
namaḥ — ofrecemos nuestras respetuosas reverencias; kamala-nābhāya — a la Suprema Personalidad de Dios, de cuyo abdomen se originó la flor de loto primigenia; namaḥ — reverencias; kamala-māline — que siempre Se adorna con un collar de flores de loto; namaḥ — reverencias; kamala-pādāya — cuyos pies son tan hermosos y fragantes como la flor de loto; namaḥ te — reverencias a Ti; kamala- īkṣaṇa — cuyos ojos son exactamente como los pétalos de la flor de loto.
Traducción: 
Querido Señor, de Tu abdomen brota la flor de loto que es el origen de todas las entidades vivientes; por ello Te ofrecemos nuestras reverencias. Tú siempre Te adornas con un collar de flores de loto, y Tus pies son como la flor de loto con toda su fragancia. Tus ojos también son como pétalos de la flor de loto. Por ello Te ofrecemos repetidamente nuestras respetuosas reverencias.
Significado: 

La palabra kamala-nābhāya indica que el Señor Viṣṇu es el origen de la creación material. Del abdomen de Garbhodakaśāyī Viṣṇu brota una flor de loto, de la cual nace el Señor Brahmā, la primera criatura del universo, quien, a su vez, crea todo el universo. Por lo tanto, el Señor Viṣṇu es el origen de toda la creación. Y el origen de todos los viṣṇu-tattvas es el Señor Kṛṣṇa; de modo que Kṛṣṇa es el origen de todo. Esto se confirma también en la Bhagavad- gītā (10.8):

ahaṁ sarvasya prabhavo
mattaḥ sarvaṁ pravartate
iti matvā bhajante māṁ
budhā bhāva-samanvitāḥ

«Yo soy la fuente de todos los mundos espirituales y materiales. Todo emana de Mí. Los sabios que conocen esto perfectamente se ocupan en Mi servicio devocional y Me adoran con todo su corazón». El Señor Kṛṣṇa dice: «Yo soy el origen de todo». Por lo tanto, todo lo que vemos emana de Él. Esto lo confirma también el Vedānta-sūtra: janmādy asya yataḥ: «La Verdad Absoluta es aquel de quien todo emana».