SB 4.24.39

sarva-sattvātma-dehāya
viśeṣāya sthavīyase
namas trailokya-pālāya
saha ojo-balāya ca
Palabra por palabra: 
sarva — toda; sattva — existencia; ātma — alma; dehāya — al cuerpo; viśeṣāya — diversidad; sthavīyase — al mundo material; namaḥ — ofrecer reverencias; trai-lokya — tres sistemas planetarios; pālāya — sustentador; saha — junto con; ojaḥ — poder; balāya — a la fuerza; ca — también.
Traducción: 
Mi querido Señor, Tú eres la gigantesca forma universal que contiene los cuerpos individuales de todas las entidades vivientes. Como sustentador de los tres mundos, mantienes la mente, los sentidos, el cuerpo y el aire de la vida contenidos en su interior. Por todo ello, Te ofrezco mis respetuosas reverencias.
Significado: 

Tal como el cuerpo individual de la entidad viviente está compuesto de millones de células, gérmenes y microbios, el cuerpo universal del Señor Supremo contiene los cuerpos individuales de todas las entidades vivientes. El Señor Śiva está ofreciendo sus reverencias al cuerpo universal, que incluye todos los demás cuerpos, a fin de que los cuerpos de todas las entidades vivientes puedan ocuparse por entero en servicio devocional. Puesto que el cuerpo individual está compuesto de sentidos, todos los sentidos deben ocuparse en servicio devocional. Por ejemplo, el instrumento del olfato, la nariz, puede ocuparse en oler las flores ofrecidas a los pies de loto del Señor, las manos pueden ocuparse en limpiar el templo del Señor, etc. Como aire vital de toda entidad viviente, el Señor es el sustentador de los tres mundos. Por consiguiente, Él puede inducir a todas las entidades vivientes a ocuparse con toda su fuerza física y mental en el cumplimiento de su verdadero deber en la vida. Así pues, toda entidad viviente debe servir a la Suprema Personalidad de Dios con su prāṇa (vida), sus artha (riquezas), su inteligencia y sus palabras. Como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatam (10.22.35):

etāvaj janma-sāphalyaṁ
dehinām iha dehiṣu
prāṇair arthair dhiyā vācā
śreya-ācaraṇaṁ sadā

Nadie puede ocuparse en el servicio del Señor, aunque lo desee, sin la sanción del Señor. El Señor Śiva está ofreciendo todas esas diferentes oraciones a fin de mostrar a las entidades vivientes la manera de ocuparse en el servicio devocional del Señor.