SB 4.24.21

nīla-raktotpalāmbhoja-
kahlārendīvarākaram
haṁsa-sārasa-cakrāhva-
kāraṇḍava-nikūjitam
Palabra por palabra: 
nīla — azul; rakta — rojo; utpala — loto; ambhaḥ-ja — nacido del agua; kahlāra — otra variedad de loto; indīvara — otra variedad de loto; ākaram — la mina; haṁsa — cisnes; sārasa — grullas; cakrāhva — los patos de este nombre; kāraṇḍava — aves de este nombre; nikūjitam — emitieron sus sonidos.
Traducción: 
En aquel gran lago había distintos tipos de flores de loto. Algunas eran azules; otras eran rojas. Algunas se abrían por la noche, otras durante el día, y otras, como la flor del loto indīvara, al atardecer. Todas aquellas flores de loto cubrían el lago de tal manera que parecía una gran mina de flores. Debido a ello, en sus orillas había cisnes, grullas, cakravākas, kāraṇḍavas y otras hermosas aves acuáticas.
Significado: 

Es significativa en este verso la palabra ākaram («mina»), porque aquel estanque tenía el aspecto de una mina productora de diversas variedades de flores de loto. Algunas de esas flores se abrían durante el día, otras durante la noche, y aun otras, al atardecer, y tenían nombres y colores diferentes, conforme a sus características. Todas esas flores cubrían por completo aquel lago sereno y tranquilo, atrayendo a sus orillas cisnes, cakravākas, kāraṇḍavas y otras aves superiores, que con sus variados cantos, hacían que el entorno resultase muy hermoso y atrayente. Hay distintas clases de seres humanos, que vienen determinadas por la relación con las tres cualidades de la naturaleza material; de la misma manera, también hay distintos tipos de aves, de insectos, de árboles, etc. Todo se divide conforme a las tres cualidades de la naturaleza material. Los cisnes y las grullas, que disfrutan de las aguas claras y de las flores de loto, son diferentes de los cuervos, que disfrutan donde hay suciedad. De la misma manera, hay personas que están bajo el control de las modalidades de la ignorancia y la pasión, mientras que otras están bajo el control de la modalidad de la bondad. La creación es muy diversa, y esa diversidad se extiende a todas las sociedades. En la orilla de aquel gran lago cubierto de flores de loto vivían todo tipo de aves superiores, que disfrutaban de la atmósfera que allí se respiraba.