SB 4.16.18

dehinām ātmavat-preṣṭhaḥ
suhṛdāṁ nandi-vardhanaḥ
mukta-saṅga-prasaṅgo 'yaṁ
daṇḍa-pāṇir asādhuṣu
Palabra por palabra: 
dehinām — a todas las entidades vivientes que tienen cuerpo; ātma-vat — como a sí mismo; preṣṭhaḥ — considerando queridas; suhṛdām — de sus amigos; nandi- vardhanaḥ — aumentar los placeres; mukta-saṅga — con personas libres de toda contaminación material; prasaṅgaḥ — íntimamente relacionado; ayam — este rey; daṇḍa-pāṇiḥ — la mano del castigo; asādhuṣu — para los delincuentes.
Traducción: 
El rey sentirá el mismo afecto por todas las entidades vivientes corporificadas que por su propio ser, y siempre hará aumentar los placeres de sus amigos. Tendrá amistad íntima con personas liberadas, y para los impíos, será la mano con que recibirán castigo.
Significado: 

La palabra dehinām se refiere a los que están en un cuerpo. Las entidades vivientes tienen un cuerpo en distintas formas de vida, hasta un total de 8.400.000 especies. En sus tratos, el rey no hacía diferencia entre él mismo y todas las demás entidades vivientes. Sin embargo, en la era actual, los supuestos reyes y presidentes no tratan a las demás entidades vivientes como a sí mismos. La mayoría son comedores de carne; los hay también que, aunque no comen carne y se presentan como personas muy religiosas y piadosas, permiten la matanza de vacas en sus países. Esos jefes de estado pecaminosos nunca pueden ser verdaderamente populares. Otra palabra significativa en este verso es mukta-saṅga- prasaṅgaḥ, que indica que el rey siempre se relacionaba con personas liberadas.