SB 4.15.3

ṛṣaya ūcuḥ
eṣa viṣṇor bhagavataḥ
kalā bhuvana-pālinī
iyaṁ ca lakṣmyāḥ sambhūtiḥ
puruṣasyānapāyinī
Palabra por palabra: 
ṛṣayaḥ ūcuḥ — los sabios dijeron; eṣaḥ — este varón; viṣṇoḥ — del Señor Viṣṇu; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; kalā — expansión; bhuvana- pālinī — quien mantiene el mundo; iyam — esta mujer; ca — también; lakṣmyāḥ — de la diosa de la fortuna; sambhūtiḥ — expansión; puruṣasya — del Señor; anapāyinī — inseparable.
Traducción: 
Los grandes sabios dijeron: El varón es una expansión plenaria del poder del Señor Viṣṇu, quien mantiene el universo entero, y la mujer es una expansión plenaria de la diosa de la fortuna, que nunca está separada del Señor.
Significado: 

La diosa de la fortuna nunca está separada del Señor, y en este verso se menciona la importancia de este hecho. En el mundo material, la gente siente mucha atracción por la diosa de la fortuna, y quieren gozar de su favor en forma de riquezas. Sin embargo, deben saber que no es posible separar a la diosa de la fortuna del Señor Viṣṇu. Los materialistas deben entender que a la diosa de la fortuna hay que adorarla junto con el Señor Viṣṇu, y que no se la debe considerar separada. Los materialistas que busquen el favor de la diosa de la fortuna deben adorar a Lakṣmī y al Señor Viṣṇu juntos, a fin de mantener la opulencia material. Si un materialista trata de actuar como Rāvaṇa, que quería separar a Sītā del Señor Rāmacandra, el proceso de separación acabará con él. Las personas muy ricas, que han recibido los favores de la diosa de la fortuna en este mundo, deben ocupar su dinero al servicio del Señor. De ese modo podrán mantener la opulencia de su posición sin perturbaciones.