SB 4.13.23

nāvadhyeyaḥ prajā-pālaḥ
prajābhir aghavān api
yad asau loka-pālānāṁ
bibharty ojaḥ sva-tejasā
Palabra por palabra: 
na — nunca; avadhyeyaḥ — ser insultado; prajā-pālaḥ — el rey; prajābhiḥ — por los ciudadanos; aghavān — a veces pecaminoso; api — ni siquiera; yat — debido a; asau — él; loka-pālānām — de muchos reyes; bibharti — mantiene; ojaḥ — poderío; sva-tejasā — por influencia personal.
Traducción: 
Los habitantes de un país nunca deben insultar a su rey, ni siquiera en las ocasiones en que parezca haber hecho algo muy pecaminoso. Debido a su poderío, la influencia del rey siempre es mayor que la de todos los demás líderes gobernantes.
Significado: 

En la civilización védica se considera que el rey es el representante de la Suprema Personalidad de Dios. El rey recibe el tratamiento de nara-nārāyaṇa, que indica que el rey es la forma en que aparece la Suprema Personalidad de Dios, Nārāyaṇa, en la sociedad humana. Los ciudadanos nunca insultan a un brāhmaṇa ni a un rey kṣatriya; es una cuestión de etiqueta; incluso si el rey parece pecaminoso, los ciudadanos no deben insultarle. Pero en el caso del rey Vena, vemos que recibió la maldición de los nara-devatās; por lo tanto, podemos llegar a la conclusión de que cometió actividades pecaminosas muy graves.