SB 4.12.44

maitreya uvāca
etat te 'bhihitaṁ sarvaṁ
yat pṛṣṭo 'ham iha tvayā
dhruvasyoddāma-yaśasaś
caritaṁ sammataṁ satām
Palabra por palabra: 
maitreyaḥ uvāca — el gran sabio Maitreya dijo; etat — esto; te — a ti; abhihitam — explicado; sarvam — todo; yat — lo que; pṛṣṭaḥ aham — me fue preguntado; iha — aquí; tvayā — por ti; dhruvasya — de Dhruva Mahārāja; uddāma — muy edificante; yaśasaḥ — cuyo prestigio; caritam — carácter; sammatam — aprobado; satām — por grandes devotos.
Traducción: 
El gran sabio Maitreya continuó: Mi querido Vidura, he contestado con gran detalle a todas tus preguntas acerca del gran prestigio y carácter de Dhruva Mahārāja. Grandes devotos y personas santas se complacen en escuchar acerca de Dhruva Mahārāja.
Significado: 

«Śrīmad-Bhāgavatam» es todo lo que está en relación con la Suprema Personalidad de Dios. No importa si escuchamos acerca de los pasatiempos y actividades del Señor Supremo o si escuchamos del carácter, el prestigio y las actividades de Sus devotos. Es lo mismo. Los devotos neófitos se limitan a tratar de entender los pasatiempos del Señor, y no tienen demasiado interés en las actividades de Sus devotos. Sin embargo, un verdadero devoto no caerá en ese tipo de diferenciaciones. Hombres poco inteligentes pretenden a veces escuchar acerca de la danza rāsa de Kṛṣṇa, y no se preocupan por escuchar otras partes del Śrīmad-Bhāgavatam, evitándolas por completo. Hay recitadores profesionales del Bhāgavatam que irrumpen directamente en los capítulos del Śrīmad-Bhāgavatam que tratan del rāsa-līlā, como si las demás partes del Śrīmad- Bhāgavatam no sirvieran de nada. Ese tipo de diferencias e irrupciones bruscas en los pasatiempos del rāsa-līlā del Señor no cuentan con la aprobación de los ācāryas. El devoto sincero debe leer todos y cada uno de los capítulos, y todas y cada una de las palabras del Śrīmad-Bhāgavatam, pues sus versos iniciales explican que el Bhāgavatam es el fruto maduro de todas las Escrituras védicas. Los devotos no deben dejar de leer ni siquiera una palabra del Śrīmad-Bhāgavatam. Por esa razón, el gran sabio Maitreya afirmó en este verso que el Bhāgavatam es sammataṁ satām, «cuenta con la aprobación de grandes devotos».