SB 3.33

SB 3.33.1 Śrī Maitreya dijo: De esta manera, Devahūti, la madre del Señor Kapila y esposa de Kardama Muni, se liberó por completo de la ignorancia al respecto del servicio devocional y del conocimiento trascendental. Ofreció sus reverencias al Señor, el autor de los principios básicos del sistema de filosofía sāṅkhya, que es la base para la liberación, y Le satisfizo recitando las siguientes oraciones.
SB 3.33.2 Devahūti dijo: Se dice que Brahmā es innaciente porque nace de la flor de loto que brota de Tu abdomen mientras estás acostado en el océano del fondo del universo. Pero incluso Brahmā lo único que hizo fue meditar en Ti, pues Tu cuerpo es la fuente de ilimitados universos.
SB 3.33.3 Mi querido Señor, aunque Tú personalmente no tienes nada que hacer, has repartido Tus energías en las interacciones de las modalidades materiales de la naturaleza, y ésa es la razón de que se produzcan la creación, el mantenimiento y la disolución de la manifestación cósmica. Mi querido Señor, lo que Tú determinas se cumple sin depender de nada externo a Tí; Tú eres la Suprema Personalidad de Dios para todas las entidades vivientes. Tú has creado para ellas la manifestación material, y aunque eres uno, Tus distintas energías pueden actuar de múltiples maneras. Todo esto nos resulta inconcebible.
SB 3.33.4 Eres la Suprema Personalidad de Dios, y has nacido de mi abdomen. ¡Oh, mi Señor!, cómo puede hacer esto el Uno Supremo, aquel en cuyo vientre está situada toda la manifestación cósmica? La respuesta es que sí puede, pues al final del milenio Te acuestas en la hoja de un árbol de los banianos y, como un bebé, Te chupas el dedo gordo de Tu pie de loto.
SB 3.33.5 Mi querido Señor, Tú has adoptado ese cuerpo para disminuir las actividades pecaminosas de los caídos y enriquecer su conocimiento de la devoción y la liberación. Como esos pecadores dependen de Tu guía, por Tu propia voluntad adoptas encarnaciones, como la del jabalí y otras. De la misma manera, ahora has hecho Tu advenimiento para distribuir conocimiento trascendental entre los que dependen de Ti.
SB 3.33.6 No diré nada del avance espiritual de quienes ven directamente a la Persona Suprema, pero incluso una persona nacida en una familia de comedores de perros adquiere inmediatamente las aptitudes necesarias para ejecutar sacrificios védicos si, aunque sea una sola vez, pronuncia el santo nombre de la Suprema Personalidad de Dios, canta acerca de Él, escucha Sus pasatiempos, Le ofrece reverencias o simplemente Le recuerda.
SB 3.33.7 ¡Oh, qué gloriosos son aquellos cuyas lenguas cantan Tu santo nombre! Incluso si han nacido en familias de comedores de perros, esas personas son dignas de adoración. Las personas que cantan el santo nombre de Tu Señoría deben de haber ejecutado toda clase de austeridades y sacrificios de fuego, y deben de haber obtenido toda la buena educación de los āryas. Para estar cantando el santo nombre de Tu Señoría, deben de haberse bañado en lugares sagrados de peregrinaje, haber estudiado los Vedas y haber cumplido todos los requisitos necesarios.
SB 3.33.8 Yo, mi Señor, creo que Tú eres el propio Señor Viṣṇu con el nombre de Kapila, y que eres la Suprema Personalidad de Dios, el Brahman Supremo. Los santos y los sabios, liberados de todas las perturbaciones de la mente y los sentidos, meditan en Ti, pues sólo por Tu misericordia puede alguien liberarse de las garras de las tres modalidades de la naturaleza material. Cuando llega la disolución, los Vedas se sostienen solamente en Ti.
SB 3.33.9 Entonces, la Suprema Personalidad de Dios Kapila, satisfecho con las palabras de Su madre, por quien sentía mucho afecto, le respondió con gravedad.
SB 3.33.10 La Personalidad de Dios dijo: Mi querida madre, el sendero de autorrealización que acabo de enseñarte es muy fácil. Es un sistema que puedes llevar a cabo sin dificultad, y siguiéndolo te liberarás muy pronto, incluso estando todavía en tu cuerpo actual.
SB 3.33.11 Mi querida madre, ciertamente, los que son verdaderos trascendentalistas siguen Mis instrucciones, tal como te las he dado a ti. Puedes tener la seguridad de que si recorres este sendero de autorrealización perfectamente, te liberarás de la temible contaminación de la materia, y finalmente llegarás a Mí. Madre, sin duda, las personas que no conocen a fondo este método de servicio devocional, no pueden salir del ciclo de nacimientos y muertes.
SB 3.33.12 Śrī Maitreya dijo: La Suprema Personalidad de Dios Kapila, después de instruir a Su querida madre, le pidió permiso y abandonó Su hogar, pues había cumplido ya Su misión.
SB 3.33.13 Siguiendo las enseñanzas de su hijo, Devahūti comenzó también a practicar bhakti-yoga en aquel mismo āśrama. Practicó samādhi en la casa de Kardama Muni, que, debido a los adornos de flores, aparecía tan hermosa que era considerada la corona de flores del río Sarasvatī.
SB 3.33.14 Empezó a bañarse tres veces al día, y de este modo, suondulado cabello negro se fue volviendo gris. Poco a poco, debido a la austeridad, su cuerpo adelgazó; se vestía con ropa vieja.
SB 3.33.15 El hogar y el ajuar doméstico de Kardama, que era uno de los prajāpatis, mostraban tanto bienestar, gracias a sus poderes místicos de austeridad y yoga, que a veces su opulencia era objeto de la envidia de los que viajan con aviones por el espacio exterior.
SB 3.33.16 A continuación se describe la opulencia de la casa de Kardama Muni. Los colchones y la ropa de cama eran tan blancos como la espuma de la leche, las sillas y los asientos eran de marfil y estaban cubiertos por telas con encajes y filigranas de oro, y los sofás eran de oro y tenían almohadones muy suaves.
SB 3.33.17 Las paredes de la casa estaban hechas de mármol de la mejor calidad, decoradas con joyas valiosas. No se necesitaba iluminación, pues la casa se iluminaba con los rayos de esas joyas. Todas las mujeres de la casa iban profusamente adornadas con joyería.
SB 3.33.18 El complejo del edificio principal estaba rodeado de hermosos jardines, con flores dulces y fragantes y muchos árboles que producían fruta fresca y eran altos y bonitos. Los pájaros que cantaban en los árboles, cuyas voces cantarinas, unidas al sonido zumbador de las abejas, creaban una atmósfera lo más agradable posible, hacían muy atractivos los jardines.
SB 3.33.19 Cuando Devahūti entraba en aquel primoroso jardín para bañarse en el estanque lleno de flores de loto, los gandharvas, acompañantes de los habitantes del cielo, cantaban alabando la gloriosa vida familiar de Kardama. Su gran esposo, Kardama, la protegió por completo en toda ocasión.
SB 3.33.20 Aunque su posición era única desde todos los puntos de vista, la santa Devahūti, a pesar de todas sus posesiones, que eran la envidia incluso de las damas de los planetas celestiales, abandonó todas aquellas comodidades. La única pena que sentía era estar separada de su gran hijo.
SB 3.33.21 El esposo de Devahūti ya había abandonado el hogar y aceptado la orden de vida de renuncia, y ahora Kapila, su único hijo, partió del hogar. Aunque ella conocía todas las verdades de la vida y la muerte, y aunque su corazón estaba limpio de toda suciedad, al perder a su hijo se sintió muy apenada, como una vaca que sufre con la muerte de su ternero.
SB 3.33.22 ¡Oh, Vidura! Meditando siempre en su hijo, la Suprema Personalidad de Dios Kapiladeva, muy pronto se desapegó de su hermoso hogar.
SB 3.33.23 A continuación, habiendo escuchado con un deseo intenso y con todo detalle la explicación de su hijo, Kapiladeva, la Personalidad de Dios de eterna sonrisa, Devahūti empezó a meditar constantemente en la forma Viṣṇu del Señor Supremo.
SB 3.33.24-25 De este modo, se ocupó con seriedad en servicio devocional. Como su renunciación era intensa, solamente aceptaba lo que era imprescindible para el cuerpo. Por haber comprendido la Verdad Absoluta, alcanzó una posición de conocimiento; su corazón se purificó; estaba completamente absorta en meditar en la Suprema Personalidad de Dios, y todos los recelos debidos a las modalidades de la naturaleza material desaparecieron.
SB 3.33.26 Cuando su mente se ocupó por completo en el Señor Supremo, ella comprendió el conocimiento del Brahman impersonal. Como alma que ha comprendido el Brahman, estaba libre de las designaciones del concepto materialista de la vida. De esta manera, todos los sufrimientos materiales desaparecieron, y alcanzó la bienaventuranza trascendental.
SB 3.33.27 Situada en trance eterno, y libre de la ilusión que impulsan las tres modalidades de la naturaleza material, ella olvidó su cuerpo material, tal como se olvidadan los cuerpos que se tienen en sueños.
SB 3.33.28 Las doncellas espirituales creadas por su esposo Kardama cuidaban de su cuerpo, y como entonces su mente no sufría de ansiedad, su cuerpo no adelgazó. Tenía el aspecto del fuego rodeado por el humo.
SB 3.33.29 Como estaba siempre absorta en pensar en la Suprema Personalidad de Dios, no se daba cuenta de que a veces llevaba el cabello suelto o no iba correctamente vestida.
SB 3.33.30 Mi querido Vidura, Devahūti, siguiendo los principios que Kapila le enseñó, pronto se liberó del cautiverio material, y alcanzó sin dificultad a la Suprema Personalidad de Dios, en la forma de Superalma.
SB 3.33.31 El palacio en que Devahūti logró la perfección, mi querido Vidura, se considera un lugar sumamente sagrado. Es conocido en los tres mundos con el nombre de Siddhapada.
SB 3.33.32 Querido Vidura, los elementos materiales de su cuerpo se hicieron agua y ahora forman la corriente de un río, el más sagrado de todos los ríos. Cualquiera que se baña en él obtiene también la perfección, y por esa causa, todas las personas que desean la perfección van allí a bañarse.
SB 3.33.33 Mi querido Vidura, el gran sabio Kapila, la Personalidad de Dios, dejó la ermita de Su padre, habiendo recibido el permiso de Su madre, y Se fue en dirección nordeste.
SB 3.33.34 Mientras iba hacia el norte, los habitantes del cielo conocidos como cāraṇas y gandharvas, además de los munis y de las doncellas de los planetas celestiales, Le oraron y Le ofrecieron todo respeto. El océano Le ofreció oblaciones y un lugar de residencia.
SB 3.33.35 Kapila Muni permanece todavía allí en trance para la liberación de las almas condicionadas de los tres mundos, y recibe la adoración de todos los ācāryas, los grandes maestros del sistema de filosofía sāṅkhya.
SB 3.33.36 Mi querido hijo, puesto que me has preguntado, te he respondido. ¡Oh, tú, que eres intachable!, las descripciones de Kapiladeva, de Su madre y de Sus actividades son los más puros de todos los discursos puros.
SB 3.33.37 El relato de las relaciones entre Kapiladeva y Su madre es muy confidencial, y cualquiera que escucha o lee esta narración se vuelve devoto de la Suprema Personalidad de Dios, a quien transporta Garuda, y, a continuación, entra en la morada del Señor Supremo para ocuparse en el amoroso servicio trascendental al Señor.