SB 3.28.3

grāmya-dharma-nivṛttiś ca
mokṣa-dharma-ratis tathā
mita-medhyādanaṁ śaśvad
vivikta-kṣema-sevanam
Palabra por palabra: 
grāmya — convencional; dharma — práctica religiosa; nivṛttiḥ — dejar de hacer; ca — y; mokṣa — para la salvación; dharma — práctica religiosa; ratiḥ — sentir atracción por; tathā — de esa manera; mita — poco; medhya — puro; adanam — comer; śaśvat — siempre; vivikta — apartado; kṣema — pacífico; sevanam — morar.
Traducción: 
Debe dejar de ejecutar prácticas religiosas convencionales y sentirse atraído por las que conducen a la salvación. Debe ser muy frugal en sus comidas, y vivir siempre en un lugar apartado, a fin de poder alcanzar la perfección más elevada de la vida.
Significado: 

SIGNIFICADO

Aquí se recomienda evitar las prácticas religiosas que buscan el desarrollo económico o la satisfacción de los deseos de los sentidos. Las prácticas religiosas deben ejecutarse con el único fin de obtener la liberación de las garras de la naturaleza material. Al principio del Śrīmad-Bhāgavatam se afirma que la práctica religiosa suprema es aquella que, sin causa ni motivo, nos permite obtener el trascendental servicio devocional del Señor. No hay obstáculo que pueda impedirla, y brinda satisfacción verdadera a quien la ejecuta. En este verso se recomienda lo mismo; aquí se usa la palabra mokṣa-dharma: la práctica religiosa dirigida a la salvación, es decir, a trascender las garras de la contaminación material. Por lo general, las prácticas religiosas de la gente buscan el desarrollo económico o la complacencia de los sentidos, cosas no recomendadas para quienes deseen progresar en el yoga.

La siguiente frase importante es mita-medhyādanam. Significa que hay que ser muy frugal en las comidas. En las Escrituras védicas, al yogī se le recomienda que coma sólo la mitad en proporción al hambre que tenga. Alguien que tenga tanta hambre como para devorar un kilo de comida, en vez de un kilo, debe comer medio, y completar su comida con un cuarto de litro de agua; una cuarta parte del estómago debe quedar vacía, para facilitar la circulación del aire en el estómago. Quien coma conforme a esta medida, evitará la indigestión y la enfermedad. El yogī debe comer de este modo, como se recomienda en el Śrīmad-Bhāgavatam y en todas las demás Escrituras reconocidas. Debe vivir en un lugar apartado, donde su práctica de yoga no se vea perturbada.