SB 3.26.62

ete hy abhyutthitā devā
naivāsyotthāpane'śakan
punar āviviśuḥ khāni
tam utthāpayitum kramāt
Palabra por palabra: 
ete — estos; hi — ciertamente; abhyutthitāḥ — manifestados; devaḥ — semidioses; na — no; eva — en absoluto; asya — del virāṭ-puruṣa; utthāpane — despertar; aśakan — pudieron; punaḥ — de nuevo; āviviśuḥ — entraron; khāni — las aberturas del cuerpo; tam — a Él; utthāpayitum — para despertar; kramāt — uno tras otro.
Traducción: 
Una vez que los semidioses y deidades regentes de los diversos sentidos se hubieron manifestado de este modo, quisieron despertar al origen de su aparición. Pero al fracasar en el intento, entraron de nuevo en el cuerpo del virāṭ-puruṣa uno tras otro, a finde despertarle.
Significado: 

A fin de despertar a la Deidad controladora que duerme en el interior, hay que canalizar de nuevo las actividades de los sentidos, que están concentrado en lo exterior, hacia la concentración interna. En los siguientes versos se explicarán de manera muy hermosa las actividades de los sentidos necesarias para despertar al virāṭ-puruṣa.