SB 3.25.24

ta ete sādhavaḥ sādhvi
sarva-saṅga-vivarjitāḥ
saṅgas teṣv atha te prārthyaḥ
saṅga-doṣa-harā hi te
Palabra por palabra: 
te ete — esos mismos; sādhavaḥ — devotos; sādhvi — virtuosa dama; sarva — todos; saṅga — apegos; vivarjitāḥ — libre de; saṅgaḥ — apego; teṣu — a ellos; atha — por consiguiente; te — por ti; prārthyaḥ — debe ser buscado; saṅga-doṣa — los efectos perniciosos del apego material; harāḥ — agentes que contrarrestan; hi — en verdad; te — ellos.
Traducción: 
¡Oh, madre!, ¡oh, virtuosa dama!, ésas son las cualidades de los grandes devotos que están libres de todo apego. Debes procurar apegarte a esos santos, pues con ello contrarrestarás los efectos perniciosos del apego material.
Significado: 

Aquí Kapila Muni aconseja a Su madre, Devahūti, que si quiere liberarse del apego material, debe aumentar su apego por los sādhus, los devotos completamente libres de todo apego material. En la Bhagavad-gītā (15.5) se explica quién cumple los requisitos para poder entrar en el reino de Dios. Allí se dice: nirmāna-mohā jita-saṅga-doṣaḥ. Esto se refiere a la persona que está completamente libre del orgullo de las posesiones materiales. Tal vez una persona sea materialmente muy rica y respetable, pero si en verdad quiere ir al reino espiritual, de regreso al hogar, de vuelta a Dios, tiene que liberarse del orgullo de las posesiones materiales, porque ésa es una posición falsa.

La palabra moha que aquí se utiliza se refiere al concepto falso de considerarse rico o pobre. En el mundo material, el concepto de ser muy rico o muy pobre, o cualquier otra identificación similar relacionada con la existencia material, es falsa, porque el cuerpo mismo es falso o temporal. El alma pura que está preparada para liberarse de este enredo material debe, en primer lugar, liberarse del contacto con las tres modalidades de la naturaleza. En el momento presente, nuestra conciencia está contaminada por el contacto con la tres modalidades de la naturaleza; por eso en la Bhagavad-gītā se confirma el mismo principio. Se aconseja: jita-saṅga-doṣāḥ: Hay que liberarse de la contaminación de las tres modalidades. Lo mismo se confirma aquí, en el Śrīmad-Bhāgavatam: el devoto puro, que se esté preparando para elevarse al reino espiritual, también se libera del contacto con las tres modalidades. Tenemos que procurar relacionarnos con esa clase de devotos. Éste es el motivo por el que hemos fundado la Asociación Internacional para la Conciencia de Kṛṣṇa. En la sociedad humana hay muchas asociaciones comerciales y científicas, establecidas para cultivar un determinado tipo de conciencia o de educación, pero no hay ninguna asociación que nos ayude a liberarnos del contacto con la materia. Aquel que desee liberarse de la contaminación material tiene que buscar la compañía de los devotos, que sólo se dedican al cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. De ese modo, puede liberarse del contacto con la materia.

El devoto, como está libre de toda contaminación material, no se ve afectado por las miserias de la existencia material, a pesar de que aparentemente está en el mundo material. ¿Cómo es posible? Es muy adecuado el ejemplo de las actividades de la gata. La gata lleva a los gatitos en la boca, y cuando mata una rata, también lleva a su presa en la boca. Los dos van en la boca de la gata, pero en diferentes condiciones. El gatito se siente cómodo en la boca de su madre, pero cuando la gata lleva a la rata en su boca, ésta siente el aliento de la muerte. De la misma manera, los sādhus, los devotos ocupados en el servicio trascendental del Señor, no sienten la contaminación de las miserias materiales, pero los que no son devotos conscientes de Kṛṣṇa sí sienten las miserias de la existencia material. Por lo tanto, debemos abandonar la compañía de los materialistas y buscar la de aquellos que se ocupan en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. Su compañía nos beneficiará con avance espiritual. Sus palabras e instrucciones nos permitirán cortar el apego por la existencia material.