SB 3.24.32

tvāṁ sūribhis tattva-bubhutsayāddhā
sadābhivādārhaṇa-pāda-pīṭham
aiśvarya-vairāgya-yaśo-'vabodha-
vīrya-śriyā pūrtam ahaṁ prapadye
Palabra por palabra: 
tvām — a Ti; sūribhiḥ — por los grandes sabios; tattva — la Verdad Absoluta; bubhutsayā — con un deseo de entender; addhā — ciertamente; sadā — siempre; abhivāda — de respeto y adoración; arhaṇa — que son dignos; pāda — de Tus pies; pīṭham — al asiento; aiśvarya — opulencia; vairāgya — renunciación; yaśaḥ — fama; avabodha — conocimiento; vīrya — fuerza; śriyā — con belleza; pūrtam — que tienes en plenitud; aham — yo; prapadye — entrego.
Traducción: 
Mi querido Señor, Tus pies de loto son el receptáculo que siempre merece el homenaje de adoración de todos los grandes sabios, ávidos de entender la Verdad Absoluta. Tú gozas de plenitud en opulencia, renunciación, fama trascendental, conocimiento, fuerza y belleza; por lo tanto, yo me entrego a Tus pies de loto.
Significado: 

En realidad, aquellos que están buscando la Verdad Absoluta deben refugiarse en los pies de loto de la Suprema Personalidad de Dios y adorarle. En la Bhagavad-gītā el Señor Kṛṣṇa aconsejó muchas veces a Arjuna que se entregase a Él, especialmente al final del Capítulo Noveno: man-manā bhava mad-bhaktaḥ: «Si quieres ser perfecto, simplemente piensa siempre en Mí, sé Mi devoto, adórame y ofréceme Tus reverencias. De este modo, Me entenderás a Mí, la Suprema Personalidad de Dios, y finalmente regresarás conmigo, de regreso a Dios, de vuelta al hogar». ¿A qué se debe esto? El Señor goza siempre de plenitud en seis opulencias, como aquí se menciona: riqueza, renunciación, fama, conocimiento, fuerza y belleza. La palabra pūrtam significa «en plenitud». Nadie puede proclamar que toda la riqueza le pertenece, pero Kṛṣṇa sí puede, porque tiene riqueza completa. De la misma manera, Él goza de plenitud en conocimiento, renunciación, fuerza y belleza. Él es completo en todo, y nadie puede superarle. Otro de los nombres de Kṛṣṇa es asamaurdhva, que significa que nadie es igual ni más grande que Él.