SB 3.23.11

tatreti-kṛtyam upaśikṣa yathopadeśaṁ
yenaiṣa me karśito 'tiriraṁsayātmā
siddhyeta te kṛta-manobhava-dharṣitāyā
dīnas tad īśa bhavanaṁ sadṛśaṁ vicakṣva
Palabra por palabra: 
tatra — en eso; iti-kṛtyam — lo que sea necesario hacer; upaśikṣa — ejecuta; yathā — de acuerdo con; upadeśam — instrucción de las Escrituras; yena — por la cual; eṣaḥ — este; me — mi; karśitaḥ — desmejorado; atiriraṁsayā — por no satisfacer la intensa pasión; ātmā — cuerpo; siddhyeta — pueda volver a ser adecuado; te — para ti; kṛta — excitada; manaḥ-bhava — con emoción; dharṣitāyāḥ — que estoy agitada; dīnaḥ — pobre; tat — por lo tanto; īśa — ¡oh, mi querido señor!; bhavanam — casa; sadṛśam — adecuada; vicakṣva — piensa por favor en.
Traducción: 
Devahūti continuó: Mi querido señor, la excitación que por ti siento me agita. Por eso, ten la bondad de disponer lo que las Escrituras estimen necesario para que mi cuerpo, flaco y desmejorado por la pasión sin satisfacer, se vuelva apto para ti. Por favor, mi señor, piensa también en una casa que sirva para este propósito.
Significado: 

Las Escrituras védicas no solamente están repletas de instrucciones espirituales, sino que también son instructivas acerca de cómo llevar adelante satisfactoriamente la existencia material, con el objetivo final de la perfección espiritual. Por consiguiente, Devahūti le preguntó a su esposo cómo debía ella prepararse para la vida sexual según las instrucciones védicas. La finalidad especial de la vida sexual es tener buenos hijos. Las circunstancias para crear buenos hijos se mencionan en el kāma-śāstra, la Escritura en que se prescriben disposiciones adecuadas para una vida sexual auténticamente gloriosa. En las Escrituras se menciona todo lo necesario: el tipo de casa y la decoración que debe tener, el tipo de vestido de la esposa, cómo debe adornarse con cosméticos, esencias y otras características atractivas, etc. Cumplidos esos requisitos, el esposo se sentirá atraído por su belleza, y se creará una situación mental favorable. Esa situación mental existente a la hora de la vida sexual puede pasar entonces al vientre de la esposa, y de ese embarazo podrán salir buenos hijos. Aquí hay una referencia especial a los rasgos físicos de Devahūti. Había adelgazado, y por ello temía que su cuerpo no fuese atractivo para Kardama. Quería que se la instruyese acerca de cómo mejorar su condición física para atraer a su esposo. Una relación sexual en la cual el esposo se sienta atraído a la esposa, es seguro que producirá un varón, pero la relación sexual basada en la atracción de la esposa hacia el esposo puede producir una niña. Eso se menciona en el Āyur-veda. Cuando la pasión de la mujer es mayor, hay probabilidad de que nazca una niña. Cuando es mayor la pasión del hombre, posiblemente nacerá un hijo. Devahūti, por medio de las disposiciones del kāma-śāstra, quería que la pasión de su esposo aumentase. Quería que él la instruyese al respecto, y también le rogó que preparase una casa adecuada, porque la ermita en que vivía Kardama Muni era muy simple y estaba completamente bajo la influencia de la modalidad de la bondad, y había menos posibilidades de que en su corazón surgiese la pasión.