SB 3.2.3

sa kathaṁ sevayā tasya
kālena jarasaṁ gataḥ
pṛṣṭo vārtāṁ pratibrūyād
bhartuḥ pādāv anusmaran
Palabra por palabra: 
saḥ — Uddhava; katham — cómo; sevayā — mediante ese servicio; tasya — su; kālena — con el tiempo; jarasam — invalidez; gataḥ — soportó; pṛṣṭaḥ — pedírsele; vārtām — mensaje; pratibrūyāt — sólo para responder; bhartuḥ — del Señor; pādau — Sus pies de loto; anusmaran — recordando.
Traducción: 
Uddhava sirvió así al Señor continuamente desde la infancia, y en su vejez esa actitud de servicio nunca se debilitó. Tan pronto como se le pidió que hablara del mensaje del Señor, de inmediato recordó todo lo referente a Él.
Significado: 

El servicio trascendental que se ofrece al Señor no es mundano. La actitud de servicio del devoto aumenta gradualmente, y nunca se debilita. Por lo general, a una persona que llega a la vejez se le permite jubilarse del servicio mundano. Pero en el servicio trascendental del Señor no existe la jubilación; por el contrario, la actitud de servicio aumenta cada vez más con la edad. En el servicio trascendental no existe la saciedad, y, por lo tanto, no existe la jubilación. En sentido material, cuando un hombre se encuentra cansado por haber prestado servicio con su cuerpo físico, se le concede la jubilación; pero en el servicio trascendental no hay sentimiento de fatiga, ya que es servicio espiritual y no se encuentra en el plano corporal. El servicio en el plano corporal decae a medida que el cuerpo envejece, pero el espíritu nunca es viejo, y por ello en el plano espiritual el servicio nunca cansa.

Uddhava envejeció, indudablemente, pero eso no significa que su espíritu envejeciera. Su actitud de servicio maduró en el plano trascendental, y, en consecuencia, tan pronto como Vidura le hizo preguntas acerca de Śrī Kṛṣṇa, de inmediato recordó a su Señor en referencia con el contexto, y se olvidó de sí mismo en el plano físico. Ése es el signo del servicio devocional puro que se ofrece al Señor, como se explicará más adelante (lakṣaṇaṁbhakti-yogasya, etc.) en las instrucciones de Śrī Kapila a Su madre, Devahūti.