SB 3.15.43

tasyāravinda-nayanasya padāravinda-
kiñjalka-miśra-tulasī-makaranda-vāyuḥ
antar-gataḥ sva-vivareṇa cakra teṣāṁ
saṅkṣobham akṣara-juṣām api citta-tanvoḥ
Palabra por palabra: 
tasya — de Él; aravinda-nayanasya — del Señor de ojos de loto; pada-aravinda — de los pies de loto; kiñjalka — con los dedos de los pies; miśra — mezcladas; tulasī — las hojas de tulasī; makaranda — fragancia; vāyuḥ — brisa; antaḥ-gataḥ — penetró en; sva-vivareṇa — a través de las ventanas de la nariz; cakāra — hizo; teṣām — de los Kumāras; saṅkṣobham — agitación por cambio; akṣara-juṣām — apegados a la comprensión impersonal del Brahman; api — a pesar de que; citta-tanvoḥ — tanto en el cuerpo como en la mente.
Traducción: 
Cuando aquellos sabios olieron la brisa que llevaba el aroma de las hojas de tulasī que adornaban los dedos de los pies de loto de la Suprema Personalidad de Dios, notaron un cambio, tanto en el cuerpo como en la mente, a pesar de que estaban apegados a la comprensión impersonal del Brahman.
Significado: 

Al parecer, según este verso, los cuatro Kumāras eran impersonalistas, protagonistas de la filosofía del monismo, volverse uno con el Señor. Pero tan pronto como vieron los rasgos del Señor, sus mentes cambiaron. En otras palabras, el impersonalista que siente placer trascendental en esforzarse por volverse uno con el Señor, queda derrotado cuando ve los hermosos rasgos trascendentales del Señor. A causa de la fragancia de Sus pies de loto, que el aire llevaba mezclada con el aroma de tulasī, sus mentes cambiaron; en vez de volverse uno con el Señor Supremo, pensaron que era sabio ser devotos. Convertirse en servidor de los pies de loto del Señor es mejor que volverse uno con el Señor.