SB 2.7.11

satre mamāsa bhagavān haya-śīraṣātho
sākṣāt sa yajña-puruṣas tapanīya-varṇaḥ
chandomayo makhamayo 'khila-devatātmā
vāco babhūvur uśatīḥ śvasato 'sya nastaḥ
Palabra por palabra: 
satre — en la ceremonia de sacrificio; mama — mía; āsa — apareció; bhagavān — la Personalidad de Dios; haya-śīraṣā — con Su cabeza de caballo; atha — así pues; sākṣāt — directamente; saḥ — Él; yajña-puruṣaḥ — la persona que se complace con las ejecuciones de sacrificio; tapanīya — dorado; varṇaḥ — matiz; chandaḥ-mayaḥ — himnos védicos personificados; makha-mayaḥ — sacrificios personalizados; akhila — todo lo que existe; devatā-ātmā — el alma de los semidioses; vācaḥ — sonidos; babhūvuḥ — se vuelven audibles; uśatīḥ — muy agradables al oído; śvasataḥ — mientras respira; asya — Sus; nastaḥ — a través de las fosas nasales.
Traducción: 
El Señor apareció como la encarnación Hayagrīva en un sacrificio realizado por mí [Brahmā]. Él es los sacrificios personificados, y el matiz de Su cuerpo es dorado. Además, Él es los Vedas personificados y la Superalma de todos los semidioses. Cuando Él respiró, todos los dulces sonidos de los himnos védicos salieron de Sus fosas nasales.
Significado: 

Los himnos védicos son, por lo general, para los sacrificios que realizan los trabajadores fruitivos que quieren satisfacer a los semidioses para obtener su resultado fruititivo. Pero el Señor es los sacrificios personificados y los himnos védicos personificados. Por lo tanto, aquel que directamente es un devoto del Señor, es una persona que automáticamente ha cumplido los propósitos de los sacrificios así como también complacido a los semidioses. Los devotos del Señor puede que no realicen ningún sacrificio o puede que no complazcan a los semidioses de acuerdo con los mandatos védicos, y aun así los devotos se encuentran en un nivel más elevado que los trabajadores fruitivos o que los adoradores de los diferentes semidioses.