SB 2.5.9

brahmovāca
samyak kāruṇikasyedaṁ
vatsa te vicikitsitam
yad ahaṁ coditaḥ saumya
bhagavad-vīrya-darśane
Palabra por palabra: 
brahmā uvāca — el Señor Brahmā dijo; samyak — perfectamente; kāruṇikasya — de ti, que eres muy bondadoso; idam — esto; vatsa — mi querido hijo; te — tu; vicikitsitam — curiosidad; yat — mediante la cual; aham — yo; coditaḥ — inspirado; saumya — -¡oh, gentil!; bhagavat — de la Personalidad de Dios; vīrya — gran poder; darśane — en lo referente a.
Traducción: 
EÌ Señor Brahmā dijo: Mi querido hijo Nārada, siendo misericordioso con todos (incluso conmigo), has hecho todas esas preguntas debido a que yo fui inspirado para conocer el poder de la Todopoderosa Personalidad de Dios.
Significado: 

Brahmājī, al ser así interrogado por Nāradajī, lo congratuló, pues es usual que los devotos se entusiasmen mucho siempre que se les interroga acerca de la Todopoderosa Personalidad de Dios. Ese es el signo de ser un devoto puro del Señor. Esos discursos acerca de las actividades trascendentales del Señor purifican la atmósfera en la que se llevan a cabo esas discusiones, y, por eso, los devotos se vivifican mientras responden a esas preguntas. Ello resulta purificador tanto para los que interrogan, como para el que responde las preguntas, los devotos puros no sólo se satisfacen con conocer todo acerca del Señor, sino que también están ansiosos de difundir la información a otras personas, ya que quieren ver que todos conozcan las glorias del Señor. Así pues, el devoto se siente satisfecho cuando se le ofrece una oportunidad así. Ese es el principio básico de las actividades misionales.