SB 10.8.25

śṛṅgy-agni-daṁṣṭry-asi-jala-dvija-kaṇṭakebhyaḥ
krīḍā-parāv aticalau sva-sutau niṣeddhum
gṛhyāṇi kartum api yatra na taj-jananyau
śekāta āpatur alaṁ manaso 'navasthām
Palabra por palabra: 
śṛṅgī — con las vacas; agni — el fuego; daṁṣṭrī — los monos y los perros; asi — las espadas; jala — el agua; dvija — las aves; kaṇṭakebhyaḥ — y las espinas; krīḍā-parau ati-calau — los bebés, que eran demasiado inquietos, jugaban; sva-sutau — sus propios dos hijos; niṣeddhum — sólo para detenerles; gṛhyāṇi — los deberes domésticos; kartum api — por realizar; yatra — cuando; na — no; tat-jananyau — Sus madres (Rohiṇī y Yaśodā); śekāte — capaces; āpatuḥ — obtuvieron; alam — en verdad; manasaḥ — de la mente; anavasthām — equilibrio.
Traducción: 
Madre Yaśodā y Rohiṇī, cuando no podían proteger a sus bebés del peligro que representaban los cuernos de las vacas, el fuego, los monos, los perros, los gatos y otros animales con garras y colmillos, así como de las espinas, las espadas y otras armas que podía haber por el suelo, pasaban una gran ansiedad, y veían trastornadas sus ocupaciones hogareñas. En esas situaciones, mantenían un perfecto equilibrio en el éxtasis trascendental conocido como sufrimiento del cariño material que surgía en sus mentes.
Significado: 

Todos estos pasatiempos de Kṛṣṇa, así como el intenso disfrute de Sus madres, son trascendentales; no hay en ellos nada material. La Brahma-saṁhitā los explica con las palabras ānanda-cinmaya-rasa. En el mundo espiritual existen la ansiedad, el llanto y otros sentimientos semejantes a los que se dan en el mundo material; sin embargo, como la realidad de esos sentimientos se expresa en el mundo trascendental, del que este mundo no es más que una imitación, madre Yaśodā y Rohiṇī disfrutaban trascendentalmente de esos sentimientos.