SB 10.5.15-16

nando mahā-manās tebhyo
vāso 'laṅkāra-go-dhanam
sūta-māgadha-vandibhyo
ye 'nye vidyopajīvinaḥ
tais taiḥ kāmair adīnātmā
yathocitam apūjayat
viṣṇor ārādhanārthāya
sva-putrasyodayāya ca
Palabra por palabra: 
nandaḥ — Mahārāja Nanda; mahā-manāḥ — que era la persona moralmente más respetable de entre todos los pastores de vacas; tebhyaḥ — a los pastores; vāsaḥ — ropas; alaṅkāra — adornos; go-dhanam — y vacas; sūta-māgadha-vandibhyaḥ — a los sūtas (los recitadores profesionales de antiguas historias), a los māgadhas (los profesionales que recitaban la historia de las dinastías reales), y a los vandīs (que cantaban oraciones en general); ye anye — así como a otros; vidyā-upajīvinaḥ — que se mantenían y se ganaban la vida con las cualidades debidas a su educación; taiḥ taiḥ — con cualesquiera; kāmaiḥ — deseos elevados; adīna-ātmā — el muy magnánimo Mahārāja Nanda; yathā-ucitam — como correspondía; apūjayat — les adoró o satisfizo; viṣṇoḥ ārādhana-arthāya — a fin de satisfacer al Señor Viṣṇu; sva-putrasya — de su propio hijo; udayāya — para la elevación en todo sentido; ca — y.
Traducción: 
Para complacer al Señor Viṣṇu, el magnánimo Nanda Mahārāja dio caridad a los pastores de vacas en forma de ropas, adornos y vacas, y de ese modo mejoró en todo sentido la condición de su hijo. También repartió caridad entre los sūtas, los māgadhas y los vandīs, sin olvidar a las demás profesiones allí presentes, conforme a sus respectivas cualidades y educación, y satisfizo los deseos de todos.
Significado: 

Aunque ahora está de moda hablar del daridra-nārāyaṇa, las palabras viṣṇor ārādhanārthāya no significan que todas las personas a las que Nanda Mahārāja satisfizo en aquella gran ceremonia fuesen Viṣṇus. No eran ni daridra, ni Nārāyaṇa, sino que eran devotos de Nārāyaṇa, y satisfacían a Nārāyaṇa con las cualidades propias de su educación. Por lo tanto, satisfacerles era una manera indirecta de satisfacer al Señor Viṣṇu. Mad-bhakta-pūjābhyadhikā (Bhāg. 11.19.21). El Señor dice: «Adorar a Mis devotos es mejor que adorarme a Mí directamente». El sistema de varṇāśrama tiene, en su conjunto, la función de adorar al Señor Viṣṇu, viṣṇu-ārādhana. Varṇāśramācāravatā puruṣeṇa paraḥ pumān/ viṣṇur ārādhyate (Viṣṇu Purāṇa 3.8.9). El objetivo supremo de la vida consiste en complacer al Señor Viṣṇu, el Señor Supremo. Sin embargo, el hombre incivilizado, la persona materialista, no conoce ese objetivo de la vida. Na te viduḥ svārtha-gatiṁ hi viṣṇum (Bhāg. 7.5.31). Nuestro verdadero interés radica en satifacer al Señor Viṣṇu. El intento de lograr la felicidad mediante ajustes materiales (bahir-artha-māninaḥ), en lugar de satisfacer al Señor Viṣṇu, es una vía equivocada para el logro de la felicidad. Como Viṣṇu es la raíz de todo, si Viṣṇu está complacido, todos están complacidos; y, en concreto, nuestros hijos y familiares son felices en todo aspecto. Nanda Mahārāja quería ver feliz a su hijo recién nacido. Ése era su objetivo. Por esa razón, quiso satisfacer al Señor Viṣṇu, y para satisfacer al Señor Viṣṇu tenía que satisfacer a Sus devotos, entre quienes estaban los brāhmaṇas eruditos, los māgadhas y los sūtas. Así, en forma indirecta, en última instancia a quien iba a satisfacer era al Señor Viṣṇu.