SB 10.13.49

āṅghri-mastakam āpūrṇās
tulasī-nava-dāmabhiḥ
komalaiḥ sarva-gātreṣu
bhūri-puṇyavad-arpitaiḥ
Palabra por palabra: 
ā-aṅghri-mastakam — desde los pies a lo alto de la cabeza; āpūrṇāḥ — perfectamente adornados; tulasī-nava-dāmabhiḥ — con collares de hojas de tulasī frescas; komalaiḥ — tiernas, verdes; sarva-gātreṣu — en todos los miembros del cuerpo; bhūri-puṇyavat-arpitaiḥ — que habían sido ofrecidas por devotos ocupados en la más sublime actividad piadosa, la adoración del Señor Supremo mediante los procesos de escuchar, cantar, etc.
Traducción: 
Cada parte de Sus cuerpos, desde los pies a lo más alto de la cabeza, estaba adornada con collares de hojas de tulasī muy tiernas y frescas, ofrecidos por devotos ocupados en adorar al Señor con las actividades piadosas más excelsas, los procesos de escuchar y cantar.
Significado: 

En este verso es significativa la palabra bhūri-puṇyavad-arpitaiḥ. Aquellas formas de Viṣṇu eran adoradas por quienes habían realizado actividades piadosas (sukṛtibhiḥ) durante muchas vidas y estaban constantemente ocupados en servicio devocional (śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ). El bhakti, el servicio devocional, es la ocupación de aquellos que han realizado las actividades piadosas más sublimes. Esa acumulación de actividades piadosas se ha mencionado ya en otro pasaje del Śrīmad-Bhāgavatam (10.12.11), donde Śukadeva Gosvāmī dice:

itthaṁ satāṁ brahma-sukhānubhūtyā
dāsyaṁ gatānāṁ para-daivatena
māyāśritānāṁ nara-dārakeṇa
sākaṁ vijahruḥ kṛta-puṇya-puñjāḥ

«Aquellos que se empeñan en la autorrealización, atraídos por la refulgencia Brahman del Señor, y quienes se ocupan en servicio devocional, considerando a la Suprema Personalidad de Dios su amo, así como aquellos que se hallan bajo las garras de māyā, pensando que el Señor es una persona corriente, no pueden entender que determinadas personalidades excelsas, después de acumular grandes cantidades de mérito piadoso, estén ahora jugando amistosamente con el Señor en forma de pastorcillos».

En nuestro templo de Kṛṣṇa-Balarāma, en Vṛndāvana, hay un árbol tamāla que cubre toda una esquina del patio. Antes de que se construyese el templo, el árbol tenía un aspecto muy descuidado, pero ahora ha crecido de forma exuberante y cubre todo un ángulo del patio. Eso es un signo de bhūri-puṇya.