SB 10.1.34

pathi pragrahiṇaṁ kaṁsam
ābhāṣyāhāśarīra-vāk
asyās tvām aṣṭamo garbho
hantā yāṁ vahase 'budha
Palabra por palabra: 
pathi — en el camino; pragrahiṇam — que llevaba las riendas de los caballos; kaṁsam — a Kaṁsa; ābhāṣya — dirigiéndose; āha — dijo; a-śarīra-vāk — la voz de alguien cuyo cuerpo no era visible; asyāḥ — de esa muchacha (Devakī); tvām — a ti; aṣṭamaḥ — el octavo; garbhaḥ — embarazo; hantā — el que mata; yām — a la cual; vahase — estás llevando; abudha — tú, necio sinvergüenza.
Traducción: 
En el camino, mientras Kaṁsa llevaba las riendas de los caballos, haciendo de auriga, una voz incorpórea le increpó diciéndole: «¡Oh, necio sinvergüenza!, el octavo hijo de la mujer que llevas contigo te matará».
Significado: 

El oráculo habló de aṣṭamo garbhaḥ, refiriéndose al octavo embarazo, pero no dijo claramente si iba a ser un niño o una niña. Cuando Kaṁsa tuviese ante sí al octavo hijo de Devakī, no dudaría de que era el que iba a matarle, aunque se tratase de una niña. Según el diccionario Viśva-kośa, la palabra garbha significa «embrión», así como también arbhaka, «hijo». Kaṁsa sentía afecto por su hermana, y por eso hacía de auriga conduciéndoles a ella y a su cuñado a su nuevo hogar. Los semidioses, sin embargo, no querían que Kaṁsa se mostrase afectuoso hacia Devakī, así que, desde un punto invisible, provocaron a Kaṁsa para que la ofendiese. Por otra parte, los seis hijos de Marīci habían recibido una maldición por la cual tendrían que nacer del vientre de Devakī y ser matados por Kaṁsa; entonces serían liberadas. Devakī se alegró mucho de saber que quien mataría a Kaṁsa sería la Suprema Personalidad de Dios, que nacería de su vientre. La palabra vahase también es significativa, porque indica que la profética voz también censuraba a Kaṁsa por actuar como una bestia de carga, transportando a la madre de su enemigo.