SB 1.2.11

vadanti tat tattva-vidas
tattvaṁ yaj jñānam advayam
brahmeti paramātmeti
bhagavān iti śabdyate
Palabra por palabra: 
vadanti — ellos dicen; tat — eso; tattva-vidaḥ — las almas eruditas; tattvam — la Verdad Absoluta; yat — la cual; jñānam — conocimiento; advayam — no dual; brahma iti — conocida como Brahman; paramātmā iti — conocida como Paramātmā; bhagavān iti — conocida como Bhagavān; śabdyate — así sonó.
Traducción: 
Los trascendentalistas eruditos que conocen la Verdad Absoluta, llaman a esa sustancia no dual Brahman, Paramātmā o Bhagavān.
Significado: 

La verdad Absoluta es tanto sujeto como objeto, y ahí no hay ninguna diferencia cualitativa. Por lo tanto, Brahman, Paramātmā y Bhagavān son cualitativamente una misma y única cosa. La misma sustancia la comprenden como Brahman impersonal los estudiantes de los Upaniṣads, como Paramātmā localizado los Hiraṇyagarbhas o los yogīs, y como Bhagavān los devotos. En otras palabras, Bhagavān, o la Personalidad de Dios, es la última expresión de la Verdad Absoluta. Paramātmā es la representación parcial de la Personalidad de Dios, y el Brahman impersonal es la refulgencia radiante de la Personalidad de Dios - lo que los rayos solares son al dios del Sol - . Estudiantes poco inteligentes de cualesquiera de las escuelas mencionadas, a veces argumentan a favor de su propia y respectiva comprensión, pero aquellos que son videntes perfectos de la Verdad Absoluta saben bien que, los tres aspectos mencionados de la única Verdad Absoluta, son diferentes perspectivas vistas desde diferentes ángulos.

Como se explica en el primer śloka del Primer Capítulo del Bhāgavatam, la Verdad Suprema es autosuficiente, consciente y está libre de la ilusión de la relatividad. En el mundo relativo, el conocedor es diferente de lo conocido, pero en la Verdad Absoluta, tanto el conocedor como lo conocido son una misma y única cosa. En el mundo relativo, el conocedor es el espíritu viviente o la energía superior, mientras que lo conocido es la materia inerte o la energía inferior. Por lo tanto, existe la dualidad de las energías inferior y superior, mientras que en el ámbito absoluto, tanto el conocedor como lo conocido son de la misma energía superior. Existen tres clases de energías del energético supremo. No hay ninguna diferencia entre la energía y el energético, pero existe una diferencia en la calidad de las energías. El ámbito absoluto y las entidades vivientes son de la misma energía superior, pero el mundo material es energía inferior. El ser viviente que está en contacto con la energía inferior se halla engañado, creyendo que pertenece a la energía inferior. Por eso existe la sensación de relatividad en el mundo material. En el Absoluto no existe esa sensación de diferencia entre el conocedor y lo conocido, y, por ende, allí todo es absoluto.