SB 1.14.35-36

maṅgalāya ca lokānāṁ
kṣemāya ca bhavāya ca
āste yadu-kulāmbhodhāv
ādyo 'nanta-sakhaḥ pumān
yad bāhu-daṇḍa-guptāyāṁ
sva-puryāṁ yadavo 'rcitāḥ
krīḍanti paramānandaṁ
mahā-pauruṣikā iva
Palabra por palabra: 
maṅgalāya — para todo lo bueno; ca — también; lokānām — de todos los planetas; kṣemāya — para la protección; ca — y; bhavāya — para la elevación; ca — también; āste — hay; yadu-kula-ambhodhau — en el océano de la dinastía Yadu; ādyaḥ — el original; ananta-sakhaḥ — en compañía de Ananta (Balarāma); pumān — el disfrutador supremo; yat — cuyo; bāhu-daṇḍa-guptāyām — siendo protegidos por Sus brazos; sva-puryām — en Su propia ciudad; yadavaḥ — los miembros de la dinastía Yadu; arcitāḥ — como lo merecen; krīḍanti — están saboreando; parama-ānandam — placer trascendental; mahā-pauruṣikāḥ — los residentes del cielo espiritual; iva — como.
Traducción: 
La Personalidad de Dios original, el disfrutador, y Balarāma, el primordial Señor Ananta, se están quedando en el océano de la dinastía Yadu, por el bien, la protección y el progreso general de todo el universo. Y los miembros de la dinastía Yadu, estando protegidos por los brazos del Señor, se encuentran disfrutando de la vida como los residentes del cielo espiritual.
Significado: 

Como hemos discutido muchas veces, la Personalidad de Dios Viṣṇu reside de dos maneras dentro de todos y cada uno de los universos, a saber, como el Garbhodakaśāyī Viṣṇu y como el Kṣīrodakaśāyī Viṣṇu. El Kṣīrodakaśāyī Viṣṇu tiene Su propio planeta en la cima Norte del universo, y existe una gran océano de leche en el que el Señor reside en el lecho de la encarnación Ananta de Baladeva. Así pues, Mahārāja Yudhiṣṭhira ha dicho que la dinastía Yadu es como el océano de leche, y que Śrī Balarāma es como el Ananta en el que reside el Señor Kṛṣṇa. Él ha dicho que los ciudadanos de Dvārakā son como los liberados habitantes de los Vaikuṇṭhalokas. Por encima del cielo material, más allá de lo que podemos ver con los ojos y por encima de las siete clases de coberturas del universo, se encuentra el océano Causal, en el que todos los universos están flotando como balones; y por encima del océano Causal hay una extensión ilimitada de cielo espiritual, generalmente conocida como la refulgencia de Brahman. Dentro de esa refulgencia hay infinidad de planetas espirituales, y a éstos se los conoce como planetas Vaikuṇṭha. Todos y cada uno de los planetas Vaikuṇṭha son muchísimas veces más grandes que el universo más grande del mundo material, y en cada uno de ellos hay infinidad de habitantes que lucen exactamente igual que el Señor Viṣṇu. A estos habitantes se les conoce como Mahā-pauruṣikas, o personas directamente dedicadas al servicio del Señor. Ellos están felices en esos planetas, sin ninguna clase de sufrimientos, y viven perpetuamente con plena juventud, disfrutando de la vida con plena bienaventuranza y conocimiento, sin temor del nacimiento, la muerte, la vejez o las enfermedades, y sin la influencia de kāla, el tiempo eterno. Mahārāja Yudhiṣṭhira ha dicho que los habitantes de Dvārakā son como los Mahā-pauruṣikas de Vaikuṇṭhaloka, debido a que son muy felices con el Señor. En la Bhagavad-gītā hay muchas referencias acerca de los Vaikuṇṭhalokas, y ahí se les menciona como mad-dhāma, o el Reino de Dios.