SB 1.14.11

ūrv-akṣi-bāhavo mahyaṁ
sphuranty aṅga punaḥ punaḥ
vepathuś cāpi hṛdaye
ārād dāsyanti vipriyam
Palabra por palabra: 
ūru — muslos; akṣi — ojos; bāhavaḥ — los brazos; mahyam — en mí; sphuranti — temblando; aṅga — el lado izquierdo del cuerpo; punaḥ punaḥ — una y otra vez; vepathuḥ — palpitaciones; ca — también; api — ciertamente; hṛdaye — en el corazón; ārāt — por el miedo; dāsyanti — indicando; vipriyam — indeseables.
Traducción: 
El lado izquierdo del cuerpo, los muslos, los brazos y los ojos, todos me tiemblan sin cesar, y tengo palpitaciones del corazón a causa del miedo. Todo esto es signo de sucesos indeseables.
Significado: 

La existencia material está llena de cosas indeseables. Las cosas que no queremos nos las impone alguna energía superior, y no vemos que esas cosas indeseables se encuentran bajo el control de las tres modalidades de la naturaleza material. Cuando a un hombre le tiemblan constantemente los ojos, los brazos y los muslos, ha de saberse que algo indeseable está a punto de ocurrir. Esas cosas indeseables son como un incendio forestal. Nadie va al bosque a provocar incendios, sino que éstos ocurren automáticamente, creándoles calamidades inconcebibles a los seres vivientes que allí habitan. Un incendio de esa índole no puede ser extinguido por ningún esfuerzo humano. El fuego puede extinguirlo únicamente la misericordia del Señor, el cual envía nubes para que viertan agua sobre el bosque. De modo similar, los sucesos indeseables que hay en la vida no pueden evitarse con ninguna cantidad de planes. Esos sufrimientos sólo puede quitarlos la misericordia del Señor, quien envía a Sus representantes genuinos para iluminar a los seres humanos y con ello salvarlos de todas las calamidades.