SB 1.12.35

āhūto bhagavān rājñā
yājayitvā dvijair nṛpam
uvāsa katicin māsān
suhṛdāṁ priya-kāmyayā
Palabra por palabra: 
āhūtaḥ — siendo llamado por; bhagavān — el Señor Kṛṣṇa, la Personalidad de Dios; rājñā — por el rey; yājayitvā — haciendo que se ejecutara; dvijaiḥ — por los brāhmaṇas eruditos; nṛpam — en el nombre del rey; uvāsa — residió; katicit — unos cuantos; māsān — meses; suhṛdām — por el bien de los parientes; priya-kāmyayā — para placer.
Traducción: 
El Señor Śrī Kṛṣṇa, la Personalidad de Dios, siendo invitado a los sacrificios por Mahārāja Yudhiṣṭhira, se encargó de que fueran ejecutados por brāhmaṇas aptos [nacidos por segunda vez]. Después de eso y para placer de los parientes, el Señor se quedó ahí por unos cuantos meses.
Significado: 

El Señor Śrī Kṛṣṇa fue invitado por Mahārāja Yudhiṣṭhira para que se encargara de la supervisión de las ejecuciones del yajña, y el Señor, acatando las órdenes de su primo mayor, efectuó la ejecución del yajñas con eruditos brāhmaṇas nacidos por segunda vez. El simple hecho de nacer en la familia de un brāhmaṇa no lo vuelve a uno apto para ejecutar yajñas. Uno debe haber nacido por segunda vez mediante la adecuada formación e iniciación dada por el ācārya genuino. Los vástagos de familias brāhmaṇas nacidos una vez son iguales que los śūdras nacidos una vez. Y a esos brahma-bandhus, o vástagos ineptos nacidos una vez, se los debe rechazar para cualquier asunto de una función religiosa o védica. Al Señor Śrī Kṛṣṇa se le confió la supervisión de ese sistema, y, perfecto como es Él, hizo que, para el éxito de los yajñas, éstos los ejecutaran brāhmaṇas genuinos nacidos por segunda vez.