Ilustración 28

Después de la estación lluviosa, todo el hermoso paisaje era atractivo a los ojos de todos, incluso a los de Śrī Kṛṣṇa, la causa de todas las causas.

Debemos apreciar siempre la energía creadora del Señor Supremo. La hermosa naturaleza, aunque material y por lo tanto, temporal, está siempre llena de las glorias del creador. Existe una clase de filósofos que condena a la creación material como falsa. Dicen que Brahman es verdad, pero que la creación es falsa. Esto no está bien. La creación temporal también es una verdad relativa. Es de hecho la representación temporal de la creación eterna. El alma olvidadiza no tiene información de la creación espiritual conocida como Sanātana Dhāma, pero la creación temporal nos da una idea de esta creación original por eso al utilizar la creación temporal en el servicio del Señor, los devotos hacen el mejor uso de un mal negocio.

Todo emana del Señor como diferentes energías y por lo tanto todo debe ser ocupado únicamente en Su servicio. Tan pronto como las cosas temporales son utilizadas en Su servicio asumen valores permanentes. El proceso de tal ocupación al servicio del Señor es lo que los sabios llaman cikitsitam o "bien tratado". Si tenemos algún tipo de problema en el estómago por beber leche, el médico prescribe esta misma leche en forma de yogur que no es sino leche tratada. Similarmente, la creación temporal del mundo material, indudablemente esta llena de miserias, pero al ser aceptada su relación con el Señor Supremo se vuelve "bien tratada" como el yogur. Cualquier cosa aceptada con plena conciencia de Dios tiene su valor espiritual y, por la gracia del Todopoderoso, sus efectos materiales disminuyen en relación con el creciente grado de conciencia espiritual. Ese es el proceso para cultivar el espíritu humano.