Ilustración 11

En la estación de lluvia, cuando los ríos crecen y se precipitan hacia el océano, y el viento dispersa las olas, el océano parece estar agitado. Similarmente, si una persona ocupada en el proceso de yoga místico no es muy avanzada en la vida espiritual puede ser afectada por las modalidades de la naturaleza y de esa manera será perturbada por el impulso sexual.

Una persona fija en el conocimiento espiritual no será seducida por el atractivo de la naturaleza material en la forma de una mujer hermosa y del placer sexual disfrutado en su compañía. Sin embargo, alguien que aún es inmaduro en el cultivo del conocimiento espiritual puede ser atraído en cualquier momento por la ilusión de la felicidad pasajera, tal como el océano se agita por los ríos impetuosos y por las ráfagas de viento que se producen durante la estación de lluvias. Por lo tanto, es muy importante fijarnos en los pies de loto de un maestro espiritual genuino que sea un representante de Dios, de manera que no seamos arrastrados por la agitación sexual.