CC Madhya 8.67

jñāne prayāsam udapāsya namanta eva
jīvanti san-mukharitāṁ bhavadīya-vārtām
sthāne sthitāḥ śruti-gatāṁ tanu-vāṅ-manobhir
ye prāyaśo ’jita jito ’py asi tais tri-lokyām
Palabra por palabra: 
jñāne — en obtener conocimiento; prayāsam — esfuerzo innecesario; udapāsya — establecerse muy lejos; namantaḥ — entregarse por entero; eva — ciertamente; jīvanti — viven; sat-mukharitām — presentadas por grandes devotos iluminados; bhavadīya-vārtām — exposiciones acerca de Ti, la Suprema Personalidad de Dios; sthāne sthitāḥ — situados en sus propias posiciones; śruti-gatām — recibidas por vía auditiva; tanu-vāk-manobhiḥ — con el cuerpo, la mente y las palabras; ye — aquellos que; prāyaśaḥ — casi siempre; ajita — ¡oh, mi inconquistable Señor (más allá de la percepción e ilimitadamente independiente)!; jitaḥ — conquistado; api — en verdad; asi — Tú eres; taiḥ — por esos devotos puros; tri-lokyām — en los tres mundos.
Traducción: 
Rāmānanda Rāya continuó: «El Señor Brahmā dijo: “Mi querido Señor, los devotos que han rechazado el concepto impersonal de la Verdad Absoluta y que, por ello, han abandonado la reflexión en verdades filosóficas empíricas, deben escuchar acerca de Tu santo nombre, Tu forma, Tus pasatiempos y cualidades de labios de devotos autorrealizados. Deben seguir completamente los principios del servicio devocional y permanecer libres de la vida sexual ilícita, los juegos de azar, la embriaguez y la matanza de animales. Entregándose por entero, con cuerpo, palabras y mente, pueden vivir en cualquier āśrama o status social. En verdad, esas personas pueden conquistarte, aunque Tú eres siempre inconquistable”».