CC Madhya 4.147

pratiṣṭhāra bhaye purī gelā palāñā
kṛṣṇa-preme pratiṣṭhā cale saṅge gaḍāñā
Palabra por palabra: 
pratiṣṭhāra bhaye — por miedo a la fama; purī — Mādhavendra Purī; gelā — se marchó; palāñā — huyendo; kṛṣṇa-preme — con amor por Kṛṣṇa; pratiṣṭhā — fama; cale — va; saṅge — simultáneamente; gaḍāñā — deslizándose.
Traducción: 
Temeroso de su buena fama [pratiṣṭhā] Mādhavendra Purī huyó de Remuṇā. Pero la fama que se debe al amor por Dios es tan sublime que va con el devoto, como si le siguiese.
Significado: 

SIGNIFICADO: La práctica totalidad de las almas condicionadas del mundo material son envidiosas. Por lo general, tan pronto como una persona adquiere una cierta fama, la gente envidiosa se pone en contra de ella. Eso es lo natural en los envidiosos. Por consiguiente, cuando el devoto está capacitado para gozar de una buena reputación en este mundo, son muchos los que le envidian. Eso es completamente natural. Cuando una persona, por humildad, no desea fama, la gente suele considerarle muy humilde y le ofrecen, por ello, la fama en todas sus formas. El vaiṣṇava en realidad no persigue la fama ni una gran reputación. Mādhavendra Purī, el rey de los vaiṣṇavas, tenía una gran fama, pero quería mantenerse fuera de la vista de la gente común. Quería ocultar su verdadera identidad como gran devoto del Señor, pero la gente, al verle sobrecogido de éxtasis de amor por Dios, de modo natural le daba mucho mérito. De hecho, Mādhavendra Purī merecía una fama extraordinaria, debido a que era un devoto muy íntimo del Señor. A veces, un sahajiyā se hace pasar por una persona libre de deseos de fama (pratiṣṭhā), para así ser famoso por su humildad. En realidad, esa clase de personas nunca pueden alcanzar el nivel de los vaiṣṇavas famosos.