CC Madhya 23.82-83

sarvādbhuta-camatkāra- līlā-kallola-vāridhiḥ
atulya-madhura-prema- maṇḍita-priya-maṇḍalaḥ

tri-jagan-mānasākarṣi- muralī-kala-kūjitaḥ
asamānordhva-rūpa-śrī-
vismāpita-carācaraḥ
Palabra por palabra: 
sarva-adbhuta-camatkāra — que causan asombro a todos; līlā — de pasatiempos; kallola — lleno de olas; vāridhiḥ — un océano; atulya-madhura-prema — con amor conyugal incomparable; maṇḍita — adornado; priya-maṇḍalaḥ — con un círculo de personalidades favoritas; tri-jagat — de los tres mundos; mānasa-ākarṣi — que atrae la mente; muralī — de la flauta; kala-kūjitaḥ — el melodioso sonido; asamāna-ūrdhva — sin igual e insuperable; rūpa — con belleza; śrī — y opulencia; vismāpita-cara-acaraḥ — que asombra a las entidades vivientes móviles e inmóviles.
Traducción: 
«“Además de esas sesenta cualidades trascendentales, Kṛṣṇa tiene otras cuatro cualidades trascendentales, que no se manifiestan ni siquiera en la personalidad de Nārāyaṇa. Son las siguientes: (1) Kṛṣṇa es como un océano lleno de olas de pasatiempos que causan el asombro de todos en los tres mundos; (2) en Sus actividades de amor conyugal, está siempre rodeado de Sus queridas devotas, que sienten por Él un amor incomparable; (3) Él atrae la mente de los tres mundos con el melodioso sonido de Su flauta; (4) Su belleza y opulencia personales están más allá de toda comparación. Nadie es igual ni más grande que Él. De ese modo, la Personalidad de Dios asombra a todas las entidades vivientes, tanto móviles como inmóviles, en los tres mundos. Él es tan hermoso que recibe el nombre de Kṛṣṇa.
Significado: 

SIGNIFICADO: Los filósofos māyāvādīs, debido a su pobre reserva de conocimiento, quitan toda importancia al tema y explican que kṛṣṇa significa «negro». Sin entender las cualidades de Kṛṣṇa, esos sinvergüenzas ateos no Le aceptan como Suprema Personalidad de Dios. El Señor es aceptado y descrito por grandes personalidades, ācāryas y sabios, pero, aun así, los māyāvādīs no Le reconocen. Desgraciadamente, la sociedad humana actual está tan degradada que la gente, aunque no pueden siquiera procurarse lo que necesitan cada día para vivir, se dejan cautivar por los filósofos māyāvādīs y se descarrían. Según la Bhagavad-gītā, por el simple hecho de entender a Kṛṣṇa podemos liberarnos del ciclo de nacimientos y muertes. Tyaktvā dehaṁ punar janma naiti mām eti so ’arjuna. Por desdicha, los filósofos māyāvādīs, con su oposición a la personalidad de Kṛṣṇa, han obstaculizado la propagación de esta gran ciencia de conciencia de Kṛṣṇa. Aquellos que predican el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa deben tratar de entender a Kṛṣṇa a partir de las afirmaciones del Bhakti-rasāmṛta-sindhu (El néctar de la devoción).