CC Madhya 23.52

nirveda-harṣādi—tetriśa ‘vyabhicārī’
saba mili’ ‘rasa’ haya camatkāra
-kārī
Palabra por palabra: 
nirveda-harṣa-ādi — desaliento completo, júbilo, etc; tetriśa — treinta y tres; vyabhicārī — elementos transitorios; saba mili’ — todos juntos; rasa — la melosidad; haya — se vuelve; camatkāra-kārī — algo que causa maravilla.
Traducción: 
«Hay otros elementos, comenzando con el desaliento completo y el júbilo. En total hay treinta y tres variedades, y cuando se combinan, la melosidad resulta muy maravillosa.
Significado: 

SIGNIFICADO: Nirveda, harṣa y otros signos se explican en el Madhya-līlā (14.167). Los elementos transitorios (vyabhicārī) se explican en el Bhakti-rasāmṛta-sindhu (2.4.1-3) con las siguientes palabras:

athocyante trayas triṁśa bhāvā ye vyabhicāriṇaḥ
viśeṣeṇābhimukhyena caranti sthāyinaṁ prati

vāg-aṅga-sattva-sūcyā ye jñeyās te vyabhicāriṇaḥ
sañcārayanti bhāvasya gatiṁ sañcāriṇo ’pi te
unmajjanti nimajjanti stāyiny-amṛta-vāridhau
ūrmi
-vad vardhayanty enaṁ yānti tad-rūpatāṁ ca te

«Hay treinta y tres elementos transitorios, conocidos con el nombre de emociones extáticas vyabhicārī. Rondan, sobre todo, en torno a los sentimientos permanentes, a quienes prestan su asistencia. Se les reconoce mediante las palabras, con diversos signos visibles en las extremidades y otras partes del cuerpo, y por las peculiares condiciones del corazón. Como ponen en marcha el progreso de los sentimientos permanentes, reciben específicamente el nombre de sañcārī, principios impulsores. Esos principios impulsores se levantan y vuelven a caer en los sentimientos permanentes de amor extático como olas en un océano de éxtasis. Por ello, reciben el nombre de vyabhicārī».