CC Madhya 14.18

rājā kahe,—āmi tomāra dāsera anudāsa
bhṛtyera bhṛtya kara,—ei mora āśa
Palabra por palabra: 
rājā kahe — el rey dijo; āmi — yo; tomāra — Tuyo; dāsera anudāsa — el más obediente sirviente de Tus sirvientes; bhṛtyera bhṛtya — sirviente de los sirvientes; kara — haz (a mí); ei — este; mora āśa — mi deseo.
Traducción: 
El rey contestó: «Mi Señor, yo soy el más obediente sirviente de Tus sirvientes. Mi deseo es que Tú me aceptes como sirviente de Tus sirvientes».
Significado: 

SIGNIFICADO: Para el devoto, el logro más importante es llegar a ser el sirviente de los sirvientes del Señor. En realidad, nadie debe desear ser el sirviente directo del Señor. No es buena idea. Prahlāda Mahārāja, cuando Nṛsiṁhadeva le ofreció una bendición, rechazó toda clase de bendiciones materiales, pero oró por llegar a ser el sirviente de los sirvientes del Señor. Dhruva Mahārāja, cuando Kuvera, el tesorero de los semidioses, le ofreció una bendición, pudo haber pedido una opulencia material ilimitada, pero simplemente pidió la bendición de ser el sirviente de los sirvientes del Señor. Kholāvecā Śrīdhara era un hombre muy pobre, pero, cuando Śrī Caitanya Mahāprabhu quiso darle una bendición, también oró al Señor para que le permitiese ser un sirviente de los sirvientes del Señor. La conclusión es que ser el sirviente de los sirvientes de la Suprema Personalidad de Dios es la bendición más elevada que puede desearse.